Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Blackwater y la falta diplomáticos para Bagdad aumentan los problemas de EE.UU. en Irak

EFE ·14/11/2007 - 11:08h

EFE - Imagen de archivo de dos miembros de las fuerzas estadounidenses de seguridad Blackwater.

La confirmación de que agentes de la agencia de seguridad privada Blackwater mataron injustificadamente a 14 civiles en Bagdad y los problemas que el Departamento de Estado tiene para "llenar" los puestos en su embajada en Irak reflejan los crecientes problemas que EE.UU. tiene en ese país.

La investigación, que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) aún no ha terminado oficialmente, señala que los disparos contra al menos 14 de los 17 civiles que murieron en un incidente en Bagdad en septiembre pasado, fue injustificada y que los empleados usaron sus armas de fuego de forma imprudente.

El contenido de la investigación, a la que ha tenido acceso el diario The New York Times -que cita como fuentes a civiles y oficiales militares que han facilitado información a los agentes del FBI- subraya que no hay evidencias que apoyen las afirmaciones de los empleados de la empresa de seguridad Blackwater de que respondieron al fuego de civiles iraquíes.

La investigación del FBI considera que tres de las 17 muertes ocurridas en la plaza Al Nasur de Bagdad pueden justificarse como una respuesta a una inminente amenaza en virtud de las leyes sobre el uso de la fuerza letal para las compañías privadas de seguridad en EE.UU.

Los hechos se remontan al pasado 16 de septiembre, cuando un grupo de agentes de Blackwater disparó contra los civiles que se encontraban en una plaza de Bagdad, causando 17 muertos y 27 heridos, según reveló una investigación de las fuerzas de seguridad iraquíes.

Este incidente provocó gran conmoción entre los iraquíes y las autoridades locales y a raíz de ese tiroteo el Gobierno ratificó una propuesta de ley para retirar la inmunidad a todas las agencias de seguridad extranjeras que actúan en el país e introducir nuevos requisitos.

La difusión del contenido parcial de este informe, del que ya tiene conocimiento el Departamento de Justicia de EE.UU., coincide con el anuncio realizado este martes por el Departamento de Estado de que ampliará hasta este fin de semana el plazo para la presentación de voluntarios a servir en cargos diplomáticos en Irak.

El objetivo de dicho llamamiento es el de llenar un total de 48 vacantes que se producirán el próximo verano en la legación diplomática estadounidense en la capital iraquí y en otros centros consulares en Irak.

Fuentes del Departamento de Estado señalaron que hasta ahora se han aprobado 25 aspirantes voluntarios y que existe una aprobación tentativa para otros doce.

Existe la esperanza de que en los próximos días puedan completarse las once vacantes restantes con voluntarios, agregaron.

El pasado fin de semana el Departamento de Estado había anunciado que si no había un número suficiente de aspirantes voluntarios a los cargos diplomáticos a partir de esta semana recurriría a las designaciones obligatorias de una lista de entre 200 y 300 funcionarios identificados.

El anuncio a comienzos de este mes de esas designaciones obligatorias desató una ola de protestas de muchos diplomáticos que rechazan la posibilidad de ser enviados a Irak.

En una asamblea celebrada en el Departamento de Estado a finales del mes pasado, uno de los diplomáticos renuentes señaló que una orden de viajar a Irak equivalía a "una potencial sentencia de muerte".

Estas dificultades para "reclutar" personal contrastan con el anuncio realizado este martes por la portavoz de las fuerzas estadounidenses al norte de Irak, Peggy Kageleiry, quien anunció el regreso de 3.000 soldados desde la provincia de Diyala a Estados Unidos para estas navidades.

A ellos hay que sumar los 2.200 marines que dejaron la provincia occidental de Anbar el pasado mes de septiembre, y que se incluyen dentro de la reducción de tropas anunciada por el presidente estadounidense, George W. Bush.

En la actualidad hay alrededor de 162.000 soldados en Irak, según fuentes oficiales del Pentágono.