Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Las asociaciones de consumidores piden al Gobierno que investigue si hay un pacto de precios

EFE ·14/11/2007 - 19:31h

EFE - Las principales asociaciones de consumidores solicitaron al Gobierno que investigue si algunos sectores pueden estar pactando de manera ilegal las subidas de precios.

Las principales asociaciones de consumidores advirtieron hoy del alto nivel de endeudamiento que soportan las familias españolas y solicitaron al Gobierno que investigue si algunos sectores pueden estar pactando de manera ilegal las subidas de precios de algunos productos.

El secretario general de la Unión de Consumidores de España (UCE), Juan Moreno, recordó que el pasado agosto esta organización pidió al Gobierno y a la CEOE que congelasen los precios de los sectores liberalizados y de los servicios públicos -electricidad, gas y transporte- para evitar que las familias españolas siguieran "ahogándose" en el altísimo nivel de endeudamiento que soportan.

Sin embargo, el aumento de los precios del pasado octubre (del 1,3 por ciento) que deja la tasa interanual en el 3,6 por ciento, pone de manifiesto que la preocupante situación de las economías domésticas sigue agravándose, según Moreno.

En declaraciones a Efe Radio, el secretario general de la UCE dijo que todo apunta a que hay "una verdadera conspiración" de incremento generalizado de los precios de los productos y servicios básicos, sin que haya "causas que lo justifiquen".

Por ello, Moreno reclamó al Ejecutivo que investigue "convenientemente" estas subidas de precios para dilucidar "hasta qué punto hay actuaciones ilícitas en el mercado".

En este contexto, la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) advirtió de que las familias con una hipoteca gastan entre 250 y 300 euros más que hace un año para llegar a fin de mes, una situación que es "insostenible" y que roza la "alarma social".

Este incremento se debe, sobre todo, al encarecimiento de los alimentos y de productos básicos como el pan, el pollo, la leche, los huevos o las frutas y verduras, que hacen que la compra semanal de una familia tipo cueste ahora entre 30 y 40 euros, es decir, entre 120 euros y 160 euros más al mes, según CEACCU.

Además, hay otros sectores con peso en la cesta de la compra familiar que también han registrado aumentos relevantes, como la educación, la vivienda, la hostelería y restauración o los transportes, apunta CEACCU.

Por otro lado, las subidas de los tipos de interés también han tenido una incidencia directa en el gasto mensual de las familias con hipoteca: entre 90 y 100 euros de media más cada cuota.

Ante esta situación, CEACCU exige "competencia y transparencia" en los precios, especialmente en el sector alimentario, y protección frente al sobreendeudamiento familiar.

Por su parte, en declaraciones a Efe, el portavoz de la Federación de Consumidores en Acción (FACUA), Rubén Sánchez, lamentó que el Gobierno haya achacado el aumento de los precios de octubre a "circunstancias exógenas", cuando las autoridades de Defensa de la Competencia aún investigan si ha habido "prácticas ilegales" de concertación de precios en algunos sectores como el lácteo.

Sánchez reconoció a Efe que parte de la subida de precios puede deberse al encarecimiento del petróleo -que encarece el transporte y la distribución de alimentos-, pero "aún está por ver si ha habido o no prácticas especulativas" en algunos de los sectores que han tenido "aumentos desproporcionados" de los precios.