Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

La Bolsa española cede el 0,04% lastrada por los sectores audiovisual y energético

EFE ·14/11/2007 - 10:06h

EFE - Imagen de archivo de la Bolsa de Madrid.

La Bolsa española se dejó hoy el 0,04 por ciento, lastrada por las cotizadas de los sectores audiovisual y energético, que dieron al traste con una sesión de ganancias generalizadas en Europa, que se movió al alza tras las fuertes ganancias la víspera de Wall Street.

Tras pasarse la práctica totalidad de la sesión en positivo, su principal indicador, el Ibex-35, se dejó 5,90 puntos, equivalentes al 0,04 por ciento, y cerró en 15.808,90 unidades, después de llegar a tocar durante la sesión los 15.943,60 puntos.

Por su parte, el Indice General de la Bolsa de Madrid ganó el 0,07 por ciento y el tecnológico Nuevo Mercado cedió el 0,05 por ciento.

Con el petróleo al alza, a la espera de conocer las reservas semanales de Estados Unidos, y el euro a 1,466 dólares, el resto de mercados europeos avanzaron con más ímpetu apoyados en la fuerte revalorización la víspera de Wall Street y en los datos del PIB de Francia, Alemania y la zona euro.

Así, Fráncfort repuntó el 0,07 por ciento, Londres el 1,10 por ciento, París el 1,35 por ciento y Milán el 0,46 por ciento.

Los mercados del Viejo Continente abrieron al alza gracias al tirón de Wall Street, que, tras cuatro sesiones a la baja, cerró el martes con abultadas ganancias impulsado por los buenos resultados de la cadena de tiendas Wal-Mart, la buena marcha de las acciones de las tecnológicas, la recuperación de la confianza en el sector financiero y la caída del precio del petróleo.

Ante este panorama, los inversores europeos optaron por rehacer posesiones en los valores más castigados por la crisis financiera y las ganancias se mantuvieron hasta el cierre.

A esta evolución contribuyó también la buena apertura hoy de las bolsas de Nueva York, que ganaban peso animada por la ligera subida de las ventas minoristas en octubre y los datos de inflación contenida.

Las ventas al por menor registraron una ligera subida del 0,2 por ciento en octubre frente al mes anterior, dato que sirvió para frenar ligeramente la incertidumbre que planea sobre la campaña navideña por la caída de la confianza de los consumidores a raíz de los problemas en el sector inmobiliario, el endurecimiento del acceso al crédito y los mayores precios de la gasolina.

Los inversores también aplaudieron los datos difundidos por el Gobierno, que reflejaron que la inflación se mantiene contenida en Estados Unidos.

En España, que hoy acogió el mal debut bursátil de Renta 4, que se dejó el 7 por ciento, no sentó bien el dato del IPC, que en octubre subió el 1,3 por ciento, lo que elevó la tasa interanual de inflación al 3,6 por ciento, la más alta desde agosto de 2006.

Entre los pesos pesados del mercado nacional, las mayores ganancias fueron para BBVA, que en la antesala de su Día del Inversor se anotó un repunte del 1,14 por ciento, impulsado también por el hecho de que Goldman Sachs no prevé efectuar amortizaciones significativas de activos, lo que dio alas al resto del sector.

Telefónica, que hoy paga un dividendo de 0,35 euros, avanzó el 0,22 por ciento, mientras que Endesa lideró las ganancias del Ibex con una subida del 3,48 por ciento, después de que UBS haya mejorado su recomendación de vender a comprar.

Por su parte, Iberdrola cayó el 0,17 por ciento, Repsol el 0,72 por ciento y Santander el 0,20 por ciento.

Entre las cotizadas del Ibex-35 también se anotaron fuertes repuntes Gamesa y FCC, que avanzaron el 3,08 y el 2,98 por ciento, respectivamente.

Antena 3, que se dejó el 1,72 por ciento; Telecinco, que bajó el 1,45 por ciento, y Sogecable, que cayó el 0,79 por ciento, encabezaron las pérdidas del selectivo después de que se publicara un informe sobre el estado financiero de Telecinco, líder de audiencia en España.

En el mercado continuo, las cotizadas que mejor se comportaron fueron Funespaña e Iberpapel, con ganancias del 5,71 y del 3,67 por ciento.

Con una caída del 7,29 por ciento, Vueling fue el valor más castigado tras protagonizar ayer la mayor subida del parqué, seguido de Renta 4, que con su descenso del 7 por ciento protagonizó el peor estreno bursátil del año.