Lunes, 3 de Noviembre de 2008

La invasión de las pastillas asesinas

Se cumplen 20 años del boom del acid house, que escandalizó a todos los sectores sociales del Reino Unido

VÍCTOR LENORE ·03/11/2008 - 09:31h

GETTY - Marzo de 1990, dos jóvenes con la típica estética 'ácid' en un local de Glasgow.

Algo tuvo que ver Ibiza. En 1987, cuatro jóvenes británicos decidieron pasar dos semanas de vacaciones en la isla. Se llamaban Johnny Walker, Danny Rampling, Nicky Holloway y Paul Oakenfoald. Querían celebrar el 22 cumpleaños de este último. A pesar de no tener dinero, consiguieron unos pases gratis para el club Amnesia. Así lo recuerdan ahora: "Esa noche Dj Alfredo deconstruyó todos los géneros". Pinchó electrónica, The Cure, los ritmos hipnóticos de los Woodentops, europop yPeter Gabriel, entre otras cosas. Los cuatro probaron una droga nueva llamada éxtasis, que se vendía en cápsulas blancas y naranjas.

Dj Alfredo era un argentino exiliado a España tras la victoria de la junta militar. Hoy afirma haber inventado por casualidad el concepto after hours: "Comencé a pinchar en invierno y durante meses venía tan poca gente que ponía discos para los camareros. Una noche tardaron en pagarme mis 5.000 pesetas y mi novia me dijo que siguiera pinchando mientras ella iba a pedírselas al encargado. La gente que salía de la discoteca Ku pensó que seguíamos abiertos: la primera noche se acercaron 100 y la segunda 500. Sugerí ampliar horarios".

Dj Alfredo inventó los after hours porque una noche tardaban en pagarle

El evangelio según Dj Alfredo

A su vuelta a Londres, los cuatro ingleses se dedicaron a extender el evangelio por los clubes de la ciudad. Sabían que, como mínimo, podrían contar con los británicos que quisieran seguir la fiesta tras volver de sus vacaciones baleares. Lo que no esperaban era encender una revolución que haría bailar juntos a gays, hooligans, parados de la era Thatcher y pijos de toda la vida. El escritor Irving Welsh, autor del superventas Trainspotting, afirma que "el impacto social del acid house fue más grande y radical que el del punk. La fiesta derribó muchos prejuicios raciales, sociales y sexuales".

También en el año 1987, el house cambiaba de forma en Chicago. Dj Pierre, Spanky yHerb J compusieron el himno inaugural del género: Acid Trax (firmado como Phuture). Según Spanky, "lo llamé acid porque me sonaba al viejo rock ácido con un ritmo de fondo. Al principio titulamos la pieza In your mind (en tu mente), porque al escucharla se te quedaba un eoweoweow metido en la cabeza". El sonido característico de este movimiento nace de la caja de ritmosRoland 303, que intentaba imitar un bajo real, pero fallaba estrepitosamente, creando texturas totalmente nuevas.

Scotland Yard creóuna unidad especial para perseguirlas raves ilegales

La fiebre de las raves (fiestas electrónicas al aire libre) en Inglaterra propició que Scotland Yard crease una unidad especial para perseguirlas. Así lo explica el Dj Andy Weatherall: "Lo que más molestaba a la policía era no entenderlo. Mandaban agentes de incógnito con cámaras y al día siguiente se ponían a ver los vídeos en la comisaría. No entendían nada. Pensaban que tenía que ser algo político.

La gente sólo quería divertirse y fueron las autoridades quienes lo convirtieron en político con tanta persecución". El año 1988 fue bautizado como "el segundo verano del amor" por un sentimiento hedonista y comunitario que recordaba a los hippies de 1968. En los noventa, en Inglaterra se llegó incluso a legislar contra estas fiestas. Chris Lowe (Pet Shop Boys) explica que "la música de las raves era a la vez accesible y vanguardista. Te hacía sentir como si no existieran límites".

Al margen de los pioneros, el sonido llegó también al público masivo. En las listas de ventas arrasaron piezas como We call it acieed(D Mobb), French Kiss (Lil Louise) o Theme from S`Express (S`Express), The only way is up (Yazoo) o Pump up the volume (M/A/R/S/S). Los superventas del momento también se apuntaron a la fiebre como demuestran las bases rítmicas de Love House (Samantha Fox) y Tripping on your love(Bananarama).

Los directivos de la radio británica BBC comenzaron a inquietarse al recibir tantas canciones con la palabra acid en el título. Su moderada decisión final fue censurarlas.

En Inglaterra, el tabloide The Sun comenzó vendiendo en sus páginas camisetas con la carita amarilla para luego virar 180 grados y demonizar todo lo que tuviera que ver con el acid. Otros diarios sensacionalistas le siguieron con titulares como "Inglaterra invadida por las pastillas asesinas" (The Star).

El verdadero salto al gran público se dio en 1989 gracias a esta intensa contrapublicidad. Miles de jóvenes británicos debieron pensar que si la BBC, la prensa sensacionalista de su país y Scotland Yard estaban tan en contra de algo, por fuerza tenía que ser divertido.