Lunes, 3 de Noviembre de 2008

El Gobierno británico exige a la BBC que pague menos a sus estrellas

La Administración está dispuesta a recortar la financiación pública de la televisión 

EFE ·03/11/2008 - 08:00h

AFP - Los presentadores bromistas Ross y Brand.

El Gobierno británico ha conminado a la BBC a dejar de pagar sumas astronómicas a sus presentadores estrella si no quiere que el Estado recorte los 4.318 millones de euros que recibe de financiación pública anual, según publica The Sunday Times.

La advertencia le llega a la cadena pública poco después de que dos de los presentadores mejor pagados gastaran una broma sexual de mal gusto a Andrew Sachs, de 78 años, quien en los años setenta encarnó en la serie Fawlty Towers a un camarero español llamado Manuel.

Jonathan Ross, el presentador más popular y mejor pagado de la emisora pública, y su colega Russel Brand, llamaron por teléfono al veterano actor y dejaron en su contestador un mensaje que decía que el segundo se había acostado con su nieta.

La Radio 2 de la BBC decidió emitir la grabación en un programa de los sábados, lo que suscitó numerosas protestas de los oyentes, que pagan un canon anual por los servicios de la entidad pública.

Tras el escándalo, el ministro de Cultura, Andy Burnham, advirtió a la emisora que los contratos millonarios firmados con estrellas como Ross (que cobra unos 7,2 millones de euros anuales) socavan la confianza de los ciudadanos.

Brand ha tenido que dejar la BBC y Ross ha sido suspendido tres meses de empleo y sueldo, pero la cadena no podrá negociar su sueldo hasta el próximo año.