Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Sacyr ofrece irse de la francesa Eiffage por el doble de lo que pagó

La aportación de Repsol a las cuentas de la constructora casi triplica el beneficio obtenido hasta septiembre

SUSANA R. ARENES ·14/11/2007 - 18:38h

Luis del Rivero, presidente de Sacyr Vallehermoso.

Sacyr cambia el paso tras dos años de guerra con la constructora francesa Eiffage y ofrece ya abierta y públicamente una solución consensuada. El presidente de la constructora, Luis del Rivero, intervino ayer por sorpresa en la conferencia con analistas sobre resultados para decir que "estamos abiertos a recibir cualquier oferta". Se trata de un claro mensaje a la empresa gala para que, si quiere que Sacyr abandone la compañía, busque un comprador para su 33,32%.

Con dos procesos judiciales abiertos por las denuncias entrecruzadas de las dos compañías en los tribunales franceses -cuya conclusión puede no ser favorable a Sacyr-, esta empresa ha decidido poner precio a su salida: 109 euros por acción, que es lo que calculan los analistas franceses. En conclusión, Del Rivero está dispuesto a vender el 33,32% de la compañía gala si alguien paga prácticamente el doble de lo que costó, que ascendió a 1.750 millones.

Por un precio menor

Aunque el ejecutivo también se lo pensaría si el precio fuera de entre 80 y 90 euros por acción. En vez de un pago en dinero, Sacyr vería bien un reparto de activos para cambiar su 33,32% de Eiffage por autopistas de la gala, como avanzó ayer Público. Del Rivero incidió también en la denuncia de Sacyr contra el regulador de Bolsa francés por "ser parcial" y ocultar datos en el proceso judicial.

La constructora Eiffage aportó 157 millones al beneficio de Sacyr hasta septiembre. Pero el principal motor que casi triplicó las ganancias de la constructora, hasta 735 millones, fue el 20% que tiene en Repsol, que inyectó 317 millones, casi la mitad del resultado. Además, el resultado procedente de la petrolera (por el que ya tributó Repsol) hizo disminuir un 98% los impuestos de Sacyr.

El punto negativo es que el 20% de Repsol ha disparado un 79% la deuda de Sacyr, hasta 19.764 millones, en comparación con septiembre de 2006 (entró en octubre en el capital de la petrolera).

La filial inmobiliaria gana un 20% menos

El parón en la venta de pisos afecta ya a las cuentas de las inmobiliarias. Pero la filial de Sacyr, Vallehermoso, se convirtió ayer en la promotora que ha presentado un mayor impacto en su resultado. Entre enero y septiembre, la promotora ganó un 20% menos, hasta 107 millones, por el "ajuste gradual" del mercado, como explicó ayer en la presentación de resultados remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El beneficio de Fadesa cayó un 2% hasta septiembre, mientras Metrovacesa lo aumentó un 25%, pero sus contratos de preventa descendieron un 52%.Sacyr prevé una menor demanda de pisos, pero también una menor oferta, lo que hará que los precios "continúen con su desaceleración, pero siempre suave", según la empresa.

Sacyr es la constructora, entre las grandes, que más peso inmobiliario mantiene a causa de Vallehermoso, con la que se fusionó en 2003 para ganar tamaño. La promotora aporta el 18% de lo que ingresó el grupo hasta septiembre, 3.917 millones (un 19% más) y pesó un 20% en el beneficio operativo, el que recoge el resultado del negocio tradicional, sin contar con las participaciones en Repsol y Eiffage.