Sábado, 1 de Noviembre de 2008

En estado grave tras intentar desactivar en el garaje de su casa una bomba de la Primera Guerra Mundial

Un ciudadano de la localidad italiana de Treviso (noreste) fue ingresado este sábado en el hospital en estado grave tras intentar desactivar en el garaje de su casa una bomba de la Primera Guerra Mundial que contenía fosgeno, un gas venenoso.

EFE ·01/11/2008 - 17:54h

Un ciudadano de la localidad italiana de Treviso (noreste) fue ingresado este sábado en el hospital en estado grave tras intentar desactivar en el garaje de su casa una bomba de la Primera Guerra Mundial que contenía fosgeno, un gas venenoso.

El ingreso hospitalario de Alessandro Santovito, de 33 años, se produjo después de que este viernes liberara en su garaje el gas tóxico del artefacto al intentar desactivarlo, hecho que ha obligado además a desalojar de sus viviendas a unos 70 vecinos que vivían próximos a la casa de este obrero italiano, informó la prensa. 

Además de su estado grave, Santovito tiene que afrontar ahora la acusación de "municionamiento de guerra" que pesa sobre él, después de que al lugar de los hechos se hayan tenido que personar, incluso, un grupo de artificieros del ejército italiano.

El obrero encontró el proyectil de guerra, de unas dimensiones de 40 por 10 centímetros, en la ribera del río Piave, tras lo que decidió llevarlo al garaje de su casa para intentar abrirlo, momento en el que el gas que contenía el artefacto le saltó a la cara.

No fue hasta la mañana siguiente cuando decidió ir al hospital, después de una noche de dificultades respiratorias causadas por la inhalación del fosgeno, un gas utilizado por el ejército italiano en los bombardeos de Etiopía y Somalia en 1935.

Este gas, conocido también como cloruro de carbono, puede causar hemorragias internas, shock e insuficiencias respiratorias letales si es respirado.