Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

El BCE considera que los riesgos del sector bancario europeo aumentaron por turbulencias en los mercados

EFE ·14/11/2007 - 18:24h

EFE - El Banco Central Europeo (BCE) consideró hoy que los riesgos a corto plazo de los bancos de la Unión Europea (UE) aumentaron por las turbulencias de los mercados en el segundo semestre del año.

El Banco Central Europeo (BCE) consideró hoy que los riesgos a corto plazo de los bancos de la Unión Europea (UE) aumentaron por las turbulencias de los mercados en el segundo semestre del año.

El BCE dijo en un comunicado que "la incertidumbre entre los agentes del mercado sobre las perspectivas de beneficio del sector bancario se ha incrementado y puede verse agravada por una evolución inesperada del mercado de hipotecas de alto riesgo en EEUU y si los problemas en los mercados de crédito se extienden a los de capital".

Estas valoraciones se desprenden de un informe sobre la estabilidad del sector bancario de la UE elaborado por la Comisión de Supervisión Bancaria del Sistema Europeo de Bancos Centrales, publicado hoy.

Además, la entidad emisora europea afirmó que el incremento de la demanda de dinero en el contexto de la reciente inestabilidad "aumentó la preocupación sobre la liquidez de las entidades y sus compromisos de crédito".

En este sentido, el BCE dijo que existen dudas sobre el impacto "del descenso de ingresos no derivados de los intereses" en la actividad financiera de los grandes bancos de la UE, "si la actividad en el mercado de créditos securitizados (colocados en el mercado de capital mediante títulos valores) sigue baja por más tiempo".

El auge del préstamo en divisas a las familias en algunos países podría elevar los riesgos de las entidades "si la situación del mercado inmobiliario cambia de tendencia en los países afectados o si aumenta la volatilidad del tipo de cambio", según el BCE.

Añadió que las turbulencias de los mercados financieros del pasado verano "probablemente tendrán efectos en el beneficio de muchos bancos de la UE en el segundo semestre de 2007".

Esto se debe a que una parte importante de la ganancia en los últimos años se obtuvo por comisiones e ingresos por transacciones, "que en buena parte no son constantes".

Junto a ello, el aumento de los costes financieros y el endurecimiento de las condiciones de los préstamos "pueden contribuir a una ralentización del aumento de la ganancia a medio plazo".