Sábado, 1 de Noviembre de 2008

Obama ¿negro?

 

 

JOSÉ LUIS GARCÍA SÁNCHEZ ·01/11/2008 - 08:00h

Xalok -

Una de las estupideces más grandes que circulan actualmente por los canales de información es que el candidato demócrata a la Presidencia de los Estados Unidos, Barack Hussein Obama es negro.

Por Dios, ¿cómo va a ser eso que dicen?

No hay más que fijarse en cómo habla, en la ropa que lleva, en la soltura con la que se mueve y hasta en su estatura.

Obama carece de la característica que define a un negro auténtico: no es pobre. Por lo tanto, no puede ser negro.

Tampoco se le advierten tatuajes en las mejillas ni cicatrices de lucha contra los leones o los cocodrilos. Ni siquiera parece haber padecido paludismo. La prueba definitiva es la que conocemos de sobra los españoles de cierta edad: tiene la corteza craneana intacta y los negros de verdad, los que necesitan ser bautizados por los misioneros navarros para salvar su alma, tienen una ranura en medio del cráneo, por la que se introducen monedas.

¿A quién se le habrá ocurrido el disparate de decir que es negro un hombre que ha nacido en Hawai, como Peret?

En todo caso, para clasificar cabalmente a Obama, habría que hablar de tostado, de trigueño, de atezado, de muy bronceado...

El posible presidente Obama no es negro, que se tranquilicen los votantes, sobre todo algunos latinos indecisos que, como él, son morenos, atezados, oscuros, trigueños...