Archivo de Público
Miércoles, 29 de Octubre de 2008

Herida de gravedad una monja española alcanzada por una bomba en Congo

Los médicos han tenido que amputarle ambas piernas debido al alcance de las heridas

EFE ·29/10/2008 - 16:32h

Fotografía de archivo sin fechar de Presentación López Vivar, la monja española que ha resultado herida. EFE

La misionera María Presentación López Vivar, perteneciente al Instituto de Religiosas San José de Gerona, se encuentra estable a pesar de la gravedad de las heridas sufridas en la República Democrática de Congo como consecuencia del enfrentamiento armado que se vive en la zona, por lo que las autoridades españolas trabajan para su evacuación del país.

López Vivar se encontraba en Rubare, cerca de Rutshuru, ciudad de la República Democrática del Congo (RDC) que tomaron ayer los rebeldes tutsis liderados por el general renegado Laurent Nkunda, según Obras Misionales Pontificias (OMP).

La religiosa vivía allí, ya que trabajaba en un hospital cercano, y fue precisamente en su casa donde resultó herida después de que la vivienda se viera afectada por metralla o la explosión de una bomba.

La misionera herida se encuentra acompañada por otra religiosa burgalesa, Clementina Urbana Sancho Herrera, nacida en Castrillo de Murcia (Burgos), que salió ilesa del percance.

Tras el incidente, fue sometida a una intervención quirúrgica en el Hospital de Rutshuru, gestionado por Médicos Sin Fronteras, en la que hubo que amputarle las dos piernas.

Posteriormente, según confirmaron fuentes de la congregación a la que pertenece la religiosa, se pretendía evacuar a Benín, pero no fue posible y actualmente podría permanecer en la ciudad de Goma pendiente de ser trasladada.

El Ministerio de Asuntos Exteriores no confirmó este extremo, aunque sí aseguró que la Embajada de España trabaja para tomar la decisión más adecuada y proceder a su evacuación, aunque todo depende de la situación en la zona.

La congregación ha mantenido algunos contactos con las dos religiosas que se encuentran en Congo a través de un teléfono móvil, aunque por el momento no se sabe concretamente los pasos que se seguirán para la evacuación de la herida, ya que el aeropuerto de Goma podría estar cerrado.