Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

España se concentra deseando quitarse la espina ante Suecia e Irlanda del Norte

EFE ·14/11/2007 - 13:58h

EFE - Imagen de archivo del técnico de la selección española, Luis Aragonés.

La selección española de fútbol se concentró en La Ciudad del Fútbol con la mente puesta en quitarse la espina ante Suecia e Irlanda del Norte, dos selecciones ante las que perdieron y complicaron el pase a la Eurocopa, que ahora está prácticamente sellado.

Con las novedades de Dani Güiza y Marcos Senna, más el regreso de David Villa tras superar una lesión, España se concentró en Las Rozas a las 13.00 horas, para realizar el primer entrenamiento esta tarde, tras la presentación de la nueva camiseta a las 17.30 horas.

Los primeros jugadores en llegar fueron los barcelonistas Carles Puyol, Andrés Iniesta y Xavi Hernández, sobre las 3.00 horas de la madrugada tras jugar en Alcoy partido de Copa del Rey.

Por la mañana fueron llegando el resto de internacionales hasta Dani Guiza, Joaquín Sánchez y Raúl Albiol, los últimos en incorporarse a una comida que compartieron junto al seleccionador, Luis Aragonés, sus ayudantes y Fernando Hierro, director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

"El hecho de que la selección fuese mal y todo se viese negro fue culpa de los dos partidos perdidos ante Suecia e Irlanda del Norte. Ahora debemos tomar todo como una revancha sana y demostrar que esos partidos fueron meros accidentes", afirmó Villa.

El delantero del Valencia se mostró feliz por regresar a la selección. "Por suerte me he recuperado pronto y después del palo de no estar en Dinamarca, recuperarme para estar los dos últimos partidos es importante para mi".

Para Villa además de certificar el pase a la Eurocopa, lo importante de los dos próximos partidos es ratificar la imagen ofrecida en Dinamarca, un partido que tuvo que seguir por televisión.

"Fue una alegría para los que queremos a la selección. Era el partido más importante, el equipo estuvo bien, ganó y convenció. Fue un día feliz y esperamos ahora rubricar esa imagen", señaló.

"Después de lo que hemos sufrido ahora tenemos la sartén por el mango y debemos ganar estos dos partidos para ser primeros de nuestro grupo. Esperamos que el Bernabéu esté volcado como el día que jugamos ante Dinamarca. Les necesitamos para dar el golpe final", añadió.

Por su parte, Albert Riera, coincidió con Villa en las ganas que tienen a Suecia e Irlanda del Norte y espera que el Bernabéu se llene para disfrutar de un buen partido el próximo sábado.

"Falta el toque final en dos partidos importantes que nos pueden hacer primeros de grupo. Esperamos que tras hacer dos partidos buenos, encontrarnos a la afición entusiasmada y espectantes para el próximo verano", afirmó.