Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Protesta antifrancesa en la capital de Chad por el caso "Arca de Zoé"

EFE ·14/11/2007 - 15:19h

EFE - Imagen de archivo de varios niños sudaneses protestando frente a la embajada francesa de Jartum, Sudán, contra los supuestos secuestros de menores de Chad.

Centenares de personas se manifestaron hoy por las calles de Yamena en una protesta contra Francia a raíz del caso de una organización no gubernamental francesa acusada de intentar llevarse irregularmente del Chad a 103 niños.

"No a la recolonización del Chad", decía una de las pancartas de la manifestación, que recorrió las principales avenidas de la capital chadiana y pasó frente a la sede de la embajada francesa.

Seis responsables de la ONG "El Arca de Zoé" están presos en el Chad desde el pasado 25 de octubre por intentar llevarse irregularmente a 103 niños, supuestamente huérfanos, a fin de ser adoptados por familias francesas.

También estuvieron detenidos por este caso los siete tripulantes españoles del avión chárter que se iba a utilizar, pero su vinculación con el caso fue considerada menor por la justicia chadiana y después de varios días en prisión regresaron a España.

Aunque periódicamente se vienen registrando manifestaciones de protesta en las calles de Yamena por este caso, la de hoy se desarrolló con disturbios y la policía tuvo que dispersarla con gases lacrimógenos después de cuatro horas de marcha.

Durante la manifestación se corearon lemas contra la antigua metrópoli y contra el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que realizó una visita relámpago a Yamena el 4 de noviembre y se llevó de regreso a Europa a tres periodistas franceses y a cuatro azafatas españolas que estaban detenidos por este caso.

Entre las pancartas que se vieron en las calles de Yamena había una que decía "Ya basta, Nicolas Sarkozy", y otra que en la que estaba escrito: "Váyanse, franceses. No los queremos más".

La manifestación fue convocada por organizaciones sociales y se desarrolló desde las 8.00 hora local (07.00 GMT) hasta pasado el mediodía. Hubo pedradas contra edificios y vehículos que llevaban gente que parecía extranjera.

La embajada francesa en el Chad había recomendado a sus ciudadanos que, para evitar problemas, se quedaran hoy en casa.

Coincidiendo con esta protesta, el juez que lleva el caso contra los seis franceses responsables de la ONG negó hoy la libertad bajo fianza de los acusados, los últimos europeos que quedan en prisión de la veintena de extranjeros detenidos por este caso.

Además de los tres periodistas franceses y los siete tripulantes españoles quedó en libertad un piloto belga que fue acusado de transportar grupos de niños hacia la localidad de Abéché, desde donde iban a ser llevados a Francia.