Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Hamás responde con detenciones al desafío de Fatah

Los policías arrestan a los organizadores de la manifestación que acabó con siete muertos

EUGENIO GARCIA GASCÓN ·14/11/2007 - 13:40h

Una mujer llora la muerte de su hijo, de 13 años, en la manifestación de Fatah. AFP

La Policía de Hamás detuvo ayer a decenas de miembros de Fatah a quienes considera responsables del "caos" del lunes. Una manifestación de decenas de miles de personas en el centro de Gaza para conmemorar el tercer aniversario de la muerte de Arafat acabó con varios tiroteos y un balance de siete muertos.

Las detenciones comenzaron durante la madrugada, cuando elementos de la Fuerza Ejecutiva (la Policía de Hamás) identificaron a los organizadores de la manifestación, se presentaron en sus domicilios y los arrestaron. Adujeron que no los detenían por pertenecer a Fatah sino por infringir el orden público. El número de detenidos es incierto. Mientras un portavoz de Hamás lo situó a media tarde en unas 50 personas, fuentes de Fatah dijeron que había más de 400 y añadieron que las detenciones se iban incrementando significativamente a lo largo de la jornada.

Aunque los principales dirigentes de Hamás no dieron ninguna explicación, es obvio que lo que buscan es amedrentar a los organizadores de la manifestación para que no se vuelva a repetir una cosa así, es decir, un desafío contra las autoridades de Gaza.

La manifestación del lunes fue la primera ocasión en que una multitud de seguidores de Fatah se congregó para protestar por la toma de poder en Gaza por Hamás. Desde junio los fundamentalistas no habían permitido ninguna demostración de fuerza de la oposición. No está claro si la manifestación del lunes es un incidente aislado o marca el inicio de una oposición más firme por parte de Fatah.

El origen de los incidentes es confuso. Fatah acusa a la Policía de Hamás de abrir fuego contra la multitud sin que mediara ninguna provocación. Hamás sostiene que sus hombres sólo respondieron en defensa propia al fuego de milicianos de Fatah que se ocultaban entre la multitud. El presidente, Mahmud Abás, ha comparado la actuación de la Policía con "los crímenes de la ocupación israelí". La Autoridad Palestina ha decretado tres días de duelo.

Con todo, las calles de Gaza vivieron ayer una jornada prácticamente normal. La prensa cercana a Fatah calificó de "referéndum" la concentración del lunes, un referéndum que habría puesto en solfa al Gobierno "ilegítimo" de Hamás. Sin embargo, fuentes de los islamistas indicaron que la inmensa mayoría de los participantes eran funcionarios de la Autoridad Palestina a quienes todavía sigue pagando sus salarios el Gobierno de Abás.

Noticias Relacionadas