Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Miles de personas despiden al aficionado italiano muerto el domingo

EFE ·14/11/2007 - 14:34h

EFE - Jugadores del equipo de fútbol Lazio a su llegada hoy al funeral de Gabriele Sandri, un seguidor de 26 años de la agrupación romana, que murió el fin de semana de manera accidental, cuando acudía a presenciar un partido.

Miles de personas, entre ellas jugadores del Lazio y del Roma, así como representantes "ultras" de varias aficiones de clubes italianos de fútbol, han despedido hoy a Gabriele Sandri, seguidor lacial fallecido el pasado domingo a consecuencia del disparo de un policía.

Entre los participantes al funeral, celebrado en la iglesia de San Pio X de Roma, donde el fallecido había hecho la primera comunión, se encontraban el entrenador y el capitán del Roma, Luciano Spalletti y Francesco Totti, respectivamente, y la práctica totalidad de la plantilla del club de sus amores, el Lazio.

En representación del Gobierno estuvo el ministro de la Infraestructuras, Antonio di Pietro, mientras que por el ayuntamiento de Roma estuvo su alcalde, Walter Veltroni. También asistieron representantes de instituciones deportivas.

Pero, sobre todo, para acompañar a la familia y amigos del fallecido estuvieron miles de aficionados del Lazio y representantes de aficiones de otros clubes italianos, los cuales recibieron con un largo aplauso la llegada del féretro a la iglesia.

Decenas de coronas y ramos de flores, especialmente con los colores celeste y blanco del Lazio, pero también con los de otros clubes italianos, dejadas en las puertas de la iglesia ya habían puesto una emoción especial a la ceremonia fúnebre.

Durante la homilía, el sacerdote Paolo Tammi realizó una petición de "justicia y verdad": "Y lo pedimos a las instituciones aquí presentes. Pedimos que se haga pronto, pues después vendrá poco a poco también el perdón". Palabras que fueron acogidas con llantos y aplausos de los presentes.

Cristian Sandri, hermano del fallecido, en su alocución entre lágrimas dentro de la iglesia afirmó que "con este homicidio no ha sido rota una sola vida, la suya, sino cuatro; la de toda su familia".

"Pido a Gabriel la fuerza para seguir adelante y para llevar hasta el final poder rendirle la justicia que merece", dijo el hermano del fallecido, lo que fue seguido por un unánime aplauso de los presentes.

La salida del féretro de la iglesia fue acogida por los miles de personas presentes en la calle con grandes aplausos, gritos de "Gabriele, Gabriele", "Gabriele con nosotros, uno de nosotros" y de "Justicia, justicia", la interpretación del himno de Italia y cantando el del Lazio. Todo acompañado por una impresionante marea de banderas y bufandas con los colores laciales y de otros clubes.

Como homenaje a Sandri, los aficionados laciales, acompañados por los llegados desde otros puntos del país, han establecido una marcha por diversas calles del entorno a la iglesia y al domicilio del fallecido.