Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

El cuerpo Yulisa no presenta abuso sexual y la Policía no ve culpable al padrastro

EFE ·14/11/2007 - 13:46h

EFE - Familiares y amigos de la joven dominicana Yulisa Antonia Pérez, desaparecida el pasado jueves en Lanzarote, muestran su dolor tras ser encontrado su cadáver en el vertedero de escombros situado en el extrarradio de Arrecife.

El cuerpo de Yulisa Pérez, hallada ayer muerta en Lanzarote, no presenta signos de abuso sexual, informaron fuentes de la Policía, que no ve indicios de que su padrastro sea culpable de su muerte a pesar de las acusaciones del colectivo dominicano, en el que se centran las investigaciones.

La autopsia, realizada ayer al cadáver de la muchacha, revela que murió asfixiada y, aparte de las manos atadas a la espalda, no presenta otros signos de violencia, golpes ni indicios de abusos sexuales, agregó el comisario Antonio Fernández.

Por otra parte, el padrastro de la joven sigue en la comisaría de Arrecife para ser protegido, pues corre peligro de linchamiento, ya que la familia de la joven y sus amigos lo apuntan como culpable.

Las fuentes subrayaron que el hombre nunca ha estado en las dependencias policiales en calidad de detenido ni de sospechoso, y tampoco se le ha tomado testificación tras el hallazgo de la joven, tal como informaron ayer fuentes oficiales.

El hombre fue interrogado, como el resto del entorno de la joven, durante la jornada del sábado, aclararon.

Aunque la familia y la comunidad dominicana lo inculpa como causante de su muerte, de momento no hay indicios ni pruebas, insistieron las fuentes, que pidieron dejar que las investigaciones sigan su cauce.

De momento, se centran en el entorno de la joven y en la comunidad dominicana.