Archivo de Público
Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Trabajadores de subcontrata cortan acceso a central de Iberdrola en Castellón

EFE ·14/11/2007 - 13:18h

EFE - Unos 200 trabajadores de las 23 empresas subcontratadas para la construcción de la obra civil de la central de ciclo combinado de Iberdrola en Castellón han cortado esta mañana el acceso a la planta. En la imagen, concentración de trabajadores en la sede de Iberdrola en Madrid, en protesta por la muerte por electrocución de dos trabajadores en Bustarviejo (Madrid) en 2003.

Unos 200 trabajadores de las 23 empresas subcontratadas para la construcción de la obra civil de la central de ciclo combinado de Iberdrola en Castellón han cortado esta mañana el acceso a la planta en protesta por una deuda de 13 millones de euros adquirida por la empresa adjudicataria de la obra, CCMCG.

Según fuentes de los trabajadores afectados, desde las 6.30 horas de esta mañana permanece cortado el acceso con maquinaria pesada y con la presencia de los propios trabajadores, uno de los cuales se ha encadenado ya que, según fuentes sindicales, "su situación (económica) es crítica".

Los manifestantes han declarado a EFE que no van a retirarse del lugar hasta que Iberdrola les ofrezca una solución. Hasta el momento, explicaron, "han salido a hablar con nosotros pero no nos han ofrecido ninguna solución, ni una reunión en la que podamos abordar el tema".

Los trece millones que les adeuda CCMCG, la empresa contratada por Iberdrola para la realización de las obras, "son casi todos en concepto de salarios", explicaron los trabajadores, quien aseguraron que, de ese montante, las empresas subcontratadas ya han "tenido que pagar el IVA y la seguridad social" de sus trabajadores.

La situación ha sido calificada de "ruina" por los más de 500 perjudicados, quienes pertenecen a 23 pymes, que han concluido casi por completo las obras.

Uno de los trabajadores ha asegurado a EFE que las instalaciones de la central de ciclo combinado de Castellón "ya están en fase de pruebas".

Los trabajadores han explicado que la empresa CCMCG iba pagando los trabajos con pagarés "que vencían a los 6 meses", pero "cuando se iban a cobrar en la fecha establecida no había dinero".

Hay casos, han añadido, en los que quedan por pagar 210 días de trabajo, y "todavía están pendiente de emitir muchas facturas" por trabajos realizados.

Han criticado a Iberdrola por contratar a CCMCG pues "ya contaba con una experiencia negativa en Arcos de la Frontera" donde dejó una deuda de 1,5 millones de euros".

El capital social de esta empresa, según han afirmado, "es de 12.000 euros", lo que "no cubre ni mínimamente las garantías".

El pasado 2 de octubre Iberdrola resolvió por incumplimiento el contrato que tenía con la empresa contratada para la construcción de la obra civil de su central de ciclo combinado de Castellón después de que ésta dejó de pagar a sus subcontratas, según ha informado la compañía eléctrica.

Iberdrola se considera "perjudicada" por esta situación ya que "ha pagado con puntualidad", acorde con su ejecución, las obras de la empresa contratada, CCMCG, pero ésta las ha ejecutado parcialmente.