Miércoles, 14 de Noviembre de 2007

Los primeros ministros coreanos abordan la cooperación económica

EFE ·14/11/2007 - 09:28h

EFE - El primer ministro de Corea del Norte, Kim Yong-il (2d), estrecha la mano del hombre clave del gobierno surcoreano en temas relativos a Corea del Norte, el ministro para la Reunificación Lee Jae-joung (3i), a su llegada hoy al Aeropuerto Internacional de Gimpo, Corea del Sur.

Los primeros ministros de las dos Coreas se reunieron hoy en Seúl, por primera vez en 15 años, en busca de fórmulas para impulsar la cooperación económica y asentar la paz en la península.

El objetivo de la reunión entre los jefes de Gobierno norcoreano, Kim Yong-il, y surcoreano, Han Duck-soo, es detallar la agenda pactada en la cumbre que a comienzos de octubre celebraron en Pyongyang el presidente de Corea del sur, Roh Moo-hyun, y el líder de Corea del norte, Kim Jong-il.

Kim Yong-il llegó a Seúl acompañado de una comitiva de 42 funcionarios de su país en un vuelo directo desde Pyongyang y fue recibido en el aeropuerto por el ministro de Unificación surcoreano, Lee Jae-joung.

En un comunicado leído a su llegada a Seúl, Kim manifestó su voluntad de trabajar para lograr "buenos resultados" en un momento en el que el ambiente político en la península coreana está bastante distendido.

Tras la cumbre de octubre, los líderes de ambos países emitieron una declaración a favor de la desnuclearización de la península y de un mayor compromiso de cooperación económica de los dos países, un acto que abrió la puerta al optimismo en la península de Corea.

"Aunque se trate de un acuerdo excelente sería en vano si no se pone en la práctica", afirmó hoy Kim, quien recalcó la importancia de aplicar este acuerdo encaminado a la "nueva era de la paz, la prosperidad y la unificación".

Uno de los puntos acordados en la cumbre fue la creación de una "zona especial de paz" mediante la determinación de un área de pesca común en la disputada frontera marítima del mar occidental de la península, para así rebajar la tensión militar en esta zona.

Se pactó asimismo la construcción de astilleros en las ciudades norcoreanas y la revisión de infraestructuras como el ferrocarril y las carreteras norcoreanas, entre otros planes económicos.

Ahora se espera que los primeros ministros aborden también temas como la ampliación del complejo industrial norcoreano de Kaesong, donde empresas surcoreanas emplean a trabajadores del norte, y las reuniones periódicas de familias separadas por la guerra de Corea.

En fechas recientes ambas Coreas han celebrado tres encuentros previos para preparar esta reunión de primeros ministros a la que se le dará cierre el viernes con un comunicado conjunto.

En el discurso de apertura de la reunión el primer ministro surcoreano reiteró la necesidad de lograr resultados en esta reunión y se mostró dispuesto a elaborar una agenda concreta para aplicar los proyectos económicos acordados durante la pasada cumbre presidencial.

Según informó la agencia surcoreana Yonhap, durante los primeros contactos el primer ministro surcoreano propuso establecer un organismo para debatir la creación de una "zona especial de paz" en el mar occidental.

Seúl sugirió además facilitar el acceso de transportes y aduanero, así como la utilización de Internet en el complejo de Kaesong, así como la celebración de reuniones periódicas de familias separadas por la guerra de Corea.

El primer ministro norcoreano se mostró interesado en llevar a cabo la construcción de astilleros en las ciudades norcoreanas y pidió la inversión de empresas del sur para modernizar las infraestructuras norcoreanas.

La delegación de Corea del Norte tiene previsto asistir a una cena de bienvenida que ofrecerá el primer ministro surcoreano antes de cerrar hoy la primera jornada de trabajo.

Miembros de agrupaciones conservadoras protestaron hoy contra la reunión de los primeros ministros y quemaron la bandera norcoreana.