Archivo de Público
Martes, 13 de Noviembre de 2007

Diecisiete heridos al colisionar un tren de Cercanías con un camión que cayó desde un paso elevado

EFE ·13/11/2007 - 20:25h

EFE - Vista general del accidente ocurrido hoy en la localidad valenciana de Silla en el que un convoy de Cercanías ha arrastrado durante unos 200 metros un camión-hormigonera que cayó a la vía desde un paso elevado.

Diecisiete personas han resultado hoy heridas, una de ellas de gravedad, a consecuencia del choque entre un tren de Cercanías y un camión-hormigonera que cayó a la vía desde un paso elevado en Silla, localidad situada a unos catorce kilómetros al sur de Valencia.

Según fuentes de Renfe, el accidente ha ocurrido sobre las 18.00 horas en el punto kilométrico 2,950 de la línea C1 (Valencia-Gandía), donde las primeras investigaciones apuntan que un camión que circulaba por la N-332 ha volcado en una curva y ha caído sobre la vía desde un paso elevado de unos ocho metros de altura.

El maquinista del convoy que circulaba en dirección a Valencia frenó al observar el vehículo pero no pudo evitar la colisión, mientras que el conductor del camión logró abandonar la cabina antes de que se produjera el choque.

El convoy arrastró el camión entre 200 y 300 metros hasta frenar completamente, y el eje del primer vagón descarriló por el impacto.

El maquinista, el más grave de los heridos, tuvo que ser excarcelado de la cabina por los bomberos y permanece ingresado en el Hospital de La Fe de Valencia aquejado de un traumatismo craneoencefálico y diferentes fracturas óseas.

Además del conductor del tren y el del camión, que padece leves contusiones costales, han resultado heridas otras quince personas: el revisor y catorce pasajeros, aunque ninguno de ellos de gravedad.

"La gente se ha asustado mucho porque también se percibía olor de alguna sustancia química", lo que les ha hecho salir rápidamente del tren, y han visto cómo de la máquina, "hecha un amasijo de hierros, salía humo y algo parecido a aceite", ha relatado a EFE Óscar Delgado, un joven de Gandía que ha resultado ileso.

Antes de la colisión, el tren ha emitido varios pitidos, aunque los viajeros no le han dado ninguna importancia hasta que han sufrido la fuerte colisión.

Después, "se ha vivido con mucha tensión: la gente gritaba y lloraba, y había varias personas mayores en el suelo del convoy", ha asegurado el testigo.

"Todo el mundo se ha caído al suelo del impacto, pero solamente ha habido contusiones" entre el escaso pasaje que ha logrado ver otra pasajera de 21 años.

La mayoría de los viajeros ha sido evacuada en otro tren procedente de Silla, cuyo maquinista ha logrado frenar al ver el camión sobre la vía, y que ha regresado con los viajeros a su estación de procedencia.

La línea ha permanecido interrumpida entre las 18.00 y las 20.30 horas debido a lo aparatoso del choque, ya que las cabinas del convoy y del camión-hormigonera han quedado empotradas.

"Pudo haber sido una tragedia", ha reconocido la concejala de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Silla, Roser Saborit, quien cree que se ha podido evitar, entre otros factores, gracias a la "sangre fría" del maquinista.

Varias patrullas de la Guardia Civil de Tráfico permanecen en la carretera N-332, de cuyo paso elevado sobre las vías del tren se precipitó, por causas aún desconocidas, el camión siniestrado.

Asimismo, técnicos de Renfe y la Guardia Civil analizan e investigan ya el suceso en el lugar del accidente, que en opinión del subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Felipe Martínez, ha sido "muy aparatoso" y ha provocado "un fuerte atasco ferroviario".