Archivo de Público
Lunes, 20 de Octubre de 2008

Los líderes irquíes no se ponen de acuerdo sobre la permanencia de las tropas de EEUU

Sólo los kurdos han dado su visto bueno al acuerdo alcanzado en Washington sin reservas.

REUTERS ·20/10/2008 - 00:47h

Los líderes políticos iraquíes no han logrado, en una reunión celebrada este domingo por el Consejo para la Seguridad, aprobar el pacto previsto para permitir a las tropas estadounidenses permanecer tres años más en su territorio. Muchos de ellos, además, no han dudado en expresar sus reservas sobre este plan, según ha explicado el portavoz del Gobierno, Ali al Dabag.

"Acaban de acabar la reunión y no han tomado ninguna decisión sobre el pacto porque algunos grupos tienen objeciones", ha asegurado el portavoz, que ha añadido que estaban "indecisos sobre si aprobarlo o rechazarlo".

Sólo los kurdos han dado el visto bueno al borrador sin reservas 

El pacto permitiría a las tropas de EEUU permanecer en Irak después de final de año, cuando expira la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que lo permite. Después de meses de negociación, el texto final del pacto se acordó la pasada semana en Washington.

Al Dabag ha añadido que el único grupo que ha dado el visto bueno al borrador sin reservas han sido los kurdos. Poco antes, la alianza chií que apoya al primer ministro Nuri al Maliki, había manifestado que quería realizar cambios en el acuerdo pese a que desde el gobierno se había declarado que el texto era definitivo y difícil de renegociar.

De salir adelante el pacto, sería la primera vez que las tropas estadounidenses legitiman su presencia en el país a través de un mandato del gobierno electo. Sin embargo, parece que los políticos iraquíes buscan aumentar su control sobre una fuerza extranjera que hasta ahora ha operado al margen de las leyes iraquíes.

Más debate 

La propuesta final recoge que las tropas de EEUU abandonen Irak en 2011 excepto si Bagdad pide que sigan

"Pese a los puntos positivos del pacto, hay otros para que los hace falta más tiempo, más debate, más diálogo y enmiendas en algunos artículos", explicaba la alianza chií en un comunicado. El portavoz del gobierno, por su parte, ha asegurado que entre las dudas están los detalles sobre los mecanismos para juzgar a militares estadounidenses por posibles crímenes en que estén implicados.

En cualquier caso, el texto se enviará al Ejecutivo iraquí para su aprobación esta misma semana como muy tarde, ha explicado Al Dabag, aunque en él haya que reflejar las reservas de los líderes del país. Y pese a que sea aprobado entonces, aún tendrá que serlo en el dividido Parlamento iraquí.
Los detalles del borrador

La propuesta final recoge que las tropas de EEUU abandonen Irak en 2011 excepto si Bagdad pide que permanezcan allí. También incluye ciertas condiciones bajo las que los militares serían juzgador por cortes iraquíes por crímenes cometidos fuera de servicio, lo que se considera como una gran concesión de Washington.

Los chiíes, con sus objeciones, contradecirían el acuerdo alcanzado por el ministro de Exteriores, el kurdo Hoshiyar Zebari, quien descartó volver a abrir la negociación del pacto.

Desde EEUU no han llegado reacciones a las novedades ni sobre el borrador del acuerdo, aunque sí ha sido comunicado a algunos miembros del Congreso. Entre los detractores más importantes están los partidarios del clérigo chií Muqtada al Sadr, que este fin de semana se han manifestado en su contra.