Archivo de Público
Martes, 13 de Noviembre de 2007

En prisión el agresor de Monake

Un juez envía a la cárcel al hombre que dejó en silla de ruedas a un ciudadano congoleño 

SUSANA HIDALGO ·13/11/2007 - 19:07h

EFE/FERNANDO ALVARADO - Miwa Buene Monake en una imagen de archivo.

Un juez de Alcalá de Henares (Madrid) ha ordenado el ingreso en prisión y de manera provisional de Roberto Alonso de Varga, el presunto agresor de Miwa Buene Monake, el congoleño de 42 años que quedó tetrapléjico tras ser brutalmente agredido en plena calle en Alcalá de Henares el pasado 10 de febrero.

Alonso de la Varga, español de 29 años, ingresó en la cárcel de Alcalá Meco sobre las cinco de la tarde del martes, según explicó Esteban Ibarra, presidente de Movimiento contra la Intolerancia. De la Varga tiene antecedentes por robo con fuerza y atentado contra la autoridad y estará en prisión hasta que la Audiencia Provincial juzgue el caso.

"El juez ha acordado la prisión provisional tras la petición de los abogados de Monake, de Movimiento contra la Intolerancia y del propio fiscal", afirmó Ibarra, que se declaró "bastante satisfecho" con el auto.

Entre los argumentos utilizados por el juez para mandar a la cárcel a De Varga está el de la "extrema alarma" social que ha creado el caso, el asegurar la presencia del acusado en el futuro juicio y la gravedad de los hechos.

En el auto, el juez señala que De Varga podría ser castigado con una pena superior a los dos años de prisión. "Para nosotros lo ocurrido fue una tentativa de asesinato racista", sostiene Esteban Ibarra.

El pasado 10 de febrero, Monake fue supuestamente golpeado en la nuca por De la Varga, que el día del ataque vestía con estética nazi y espetó al congoleño frases del tipo: "¡Eh, tú, mono, tu sitio no está aquí, tu sitio está en el zoo!". Como consecuencia del golpe, Monake, que llegó a España en el año 2000 y tiene dos hijos de 10 y 12 años, quedó atado a una silla de ruedas. La agresión le produjo la rotura de tres vértebras.

¡Arriba España!

El juez considera además en su auto que existen indicios de criminalidad porque el acusado fue reconocido por dos testigos como la persona que mantuvo una discusión con el agredido.

Pero, a pesar del testimonio de los testigos, el agresor ha estado en libertad mientras su víctima quedaba tetrapléjica. El pasado 26 de octubre, Miwa Buene Monake denunció que ocho meses después de ser agredido en la calle su presunto agresor estaba en libertad sin fianza.

"El día de la agresión Me dijo cosas como ¡Arriba España!", afirmó Monake en la rueda de prensa celebrada el pasado octubre. "Yo no quería discutir porque a la derecha había varias personas y me di cuenta de que eran de su grupo porque le decían, ¡campeón déjale!, pero al cambiar de acera recibí un golpe muy fuerte y no me di cuenta de nada más hasta que me desperté en el hospital Príncipe de Asturias". Monake estuvo 17 días en coma en ese centro hospitalario madrileño.

Después, el congoleño ingresó en el Centro Nacional de Parapléjicos de Toledo. Allí ha estado hasta hace un mes. Ahora, vive en un centro dedicado a personas con lesiones medulares de Vallecas, en Madrid. Su carrera como economista y como traductor en la Asociación Católica de Migraciones está truncada.