Archivo de Público
Martes, 13 de Noviembre de 2007

"Nadie puede pretender que no digamos lo que queremos", dice Chávez

EFE ·13/11/2007 - 18:43h

EFE - El presidente de venezolano, Hugo Chávez, habla este martes durante una rueda de prensa con medios internacionales en Caracas.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó hoy que "nadie puede pretender" que los latinoamericanos "no digamos lo que queremos", en alusión a su intercambio verbal con el Rey de España en la pasada Cumbre Iberoamericana de Chile.

Chávez señaló que "hace 500 años, desde Madrid imperial salió la orden: '¡Que se callen!'" los indígenas originarios de América Latina, "y los callaron" pero "cuando les cortaron la garganta".

"Sólo así los callaron. Los descuartizaron, los picaron en pedazos y colocaron sus cabezas en estacas a la entrada de los pueblos, por los caminos. ¡Ese fue el imperio español aquí!", dijo el gobernante ante corresponsales extranjeros en la sede del gobierno.

"A mí me extraña que haya gente que se molesta 500 años después", cuando se habla del "desastre de la conquista" española en América Latina y la "explotación y enriquecimiento" de los países ricos a costa de los países pobres, agregó el jefe del Estado.

Durante su intervención ante la prensa extranjera, previa a la ronda de preguntas, el gobernante nunca mencionó al Rey Juan Carlos, y sólo habló a modo de introducción sobre la Cumbre Iberoamericana celebrada el pasado fin de semana en Santiago de Chile.

Chávez aseveró que los latinoamericanos "estamos obligados a decir nuestra verdad, a expresar nuestra moral histórica, y nadie puede venir a pretender que no digamos lo que somos, que no digamos lo que sentimos, que no digamos lo que queramos".

El presidente, impulsor del socialismos del siglo XXI, manifestó que le produce "asco oír a un latinoamericano, y sobre todo presidente", decir que en América Latina no hubo un proceso de "conquista" que barrió con la cultura originaria de estas tierras.

"Por eso yo salí a responder, ¿Cómo que no?", expresó Chávez ante la prensa extranjera, en la que volvió a repetir su condena contra el "imperialismo" que, sostuvo, ha saqueado y "aún saquea" no sólo a América Latina sino también a África y a los países asiáticos.

"No es que le echemos toda la culpa de nuestros males a factores externos, pero buena parte de nuestros problemas sociales se deben a factores externos", dijo Chávez.

El presidente venezolano también se refirió a la reforma constitucional que impulsa para "acelerar" la instauración del socialismo en su país, pero que la oposición rechaza por considerar que es "antidemocrática" y que dará poder "imperiales" a Chávez.