Jueves, 16 de Octubre de 2008

Nadal y Federer golpean y se sitúan en cuartos

EFE ·16/10/2008 - 21:33h

EFE - El español Rafael Nadal (i) y el suizo Roger Federer no concedieron resquicios, golpearon con efectividad y ambos están ya en los cuartos de final del Mutua Madrileña Masters de Madrid, tras eliminar a los franceses Richard Gasquet y Jo-Wilfried Tsonga.

El español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer no concedieron resquicios, golpearon con efectividad y ambos están ya en los cuartos de final del Mutua Madrileña Masters de Madrid, tras eliminar a los franceses Richard Gasquet y Jo-Wilfried Tsonga.

Mientras Nadal apartaba las dudas sobre su físico y vencía a Gasquet por 6-4 y 6-2 en 86 minutos, Federer daba cuenta de Tsonga, finalista del Abierto de Australia, por 6-4 y 6-1 en 63 minutos, prolongando el duelo a distancia entre ellos, aunque ahora el ex número uno del mundo tiene en su horizonte a un jugador en forma y temible que hoy dejó fuera de combate al defensor del título, el argentino Juan Martín del Potro, verdugo de su compatriota David Nalbandian.

A Nadal se le dan bien los virtuosos. No solo Federer, a quien ha derrotado ya en 12 ocasiones, al letón Ernest Gulbis, firme promesa del malabarismo, le frenó en sus habilidades el martes, y a Gasquet van seis ya en las que le deja los ojos en blanco.

El francés puede ganar a cualquiera. De hecho lo ha demostrado ante Roger Federer, James Blake, Andy Murray, Andy Roddick, David Ferrer y Novak Djokovic, entre otros, y ha obtenido torneos en toda clase de superficies. Pero cada vez que sale contra el español se siente derrotado ya, incluso en los pasillos. "Es muy bueno, pero quizás le falta algo de regularidad", dijo de él Rafa.

Nadal se sintió "un pelín mejor" con su juego, pero también consciente de que no hizo el partido de su vida. No hacía demasiada falta, basta su presencia para comerle la moral al de Beziers, al que sabe atacar desde el primer punto.

Después de sentirse tocado en la zona lumbar y retirarse del doble con Carlos Moyá, Nadal salió especialmente motivado. Tanto como el día de Copa Davis contra Roddick en Las Ventas, cuando también jugó un tenis del altísimo nivel y había estado en duda 24 horas antes. Es como si quisiera demostrar y demostrarse que cualquier susto lo único que hace es imprimirle al día siguiente más deseos de destrozar a su adversario. Acabaron casi igualados a golpes ganadores (19 y 20) pero en errores no forzados Gasquet produjo el doble (12 y 20).

Ahora le toca en suerte Feliciano López, a quien ha vencido en tres de las cuatro ocasiones en las que se han medido. "Feli" se anotó la primera en 2003 en Basilea, en pista cubierta como la de Madrid. Las demás, en tierra, en Barcelona 2006 y 2008 y Stuttgart 2007, fueron para el cuádruple ganador de Roland Garros.

Feliciano tiene ahora su gran oportunidad, sobre todo después de convencerse tras su victoria sobre el suizo Stanislas Wawrinka, por 6-4 y 6-4 en 72 minutos, y lograr los cuartos aquí por tercera vez. El toledano hizo semifinales en Viena la semana anterior, y por fin no le toca Federer en esta ronda en Madrid, como en 2003 y 2007.

El partido tiene un doble triunfo en si mismo. Un español pasará a semifinales, y si gana Nadal, el de Manacor sumará su victoria número 80 este año, un récord, y de paso estará a un paso para consolidar su puesto de número uno (necesita llegar a la final) y acabar así el 2008.

Para Federer fue un poco extraño. No conocía a Tsonga ni en prácticas, ni en partido oficial y le costó algo encajar su pegada. "Siempre es un poco difícil jugar contra alguien que no te has enfrentado nunca, quizás por eso al principio fue un poco más complicado", dijo Federer que salvó los cuatro puntos de rotura que tuvo ante Tsonga. "Hoy parecía un combate de boxeo, él pegaba primero", añadió, "estoy muy contento con la forma en que jugué hoy".

Ahora Federer se enfrentará con Del Potro sabiendo que le ha ganado en las dos ocasiones precedentes, Wimbledon y Basilea, sin ceder un set en ambas.

"Delpo" está lanzado. Ni siquiera perdiendo una uña se desanimó contra su compatriota David Nalbandian, a quien infligió una derrota por 6-4 y 6-2. "Delpo" se tomó venganza de su derrota ante el cordobés la temporada anterior y sumó diez puntos más con lo que se queda tan solo a uno del español David Ferrer en la carrera para Shanghai.

Esa misma habilidad contra un rival particular la puso en práctica Gael Monfils ante el estadounidense Andy Roddick, por 6-4, 3-6 y 6-3. El galo, semifinalista en Viena, le ha ganado ya con la de hoy en tres ocasiones, y Roddick ha confirmado que en Madrid no tiene suerte, y no sabe sacar provecho de la altitud con su tremendo servicio. Monfils se medirá ahora con el escocés Andy Murray, cuarto, favorito que se deshizo del croata Marin Cilic por 7-5 y 7-6.