Jueves, 16 de Octubre de 2008

"La interpretación es tarea de mujeres"

La actriz francesa Isabelle Huppert recibió esta semana un homenaje en la XIX Mostra de cine de Valencia

MARÍA GARCÍA TORRES ·16/10/2008 - 21:29h

efe - Isabelle Huppert, inquietud y fuerza

Hasta la intérprete que traduce las entrevistas a Isabelle Huppert (París, 1953) le tiene mucho respeto, tanto que interroga a los periodistas sobre las preguntas que van a hacerle a la actriz para poder ir preparándolas mientras esperamos a que termine la sesión de fotos: "Es un poco especial", dice.

En la habitación contigua, el fotógrafo no tiene el control, ella decide el lugar, la luz, casi el encuadre de las fotografías y hasta solicita escoger cuál será la publicada. Si la actriz francesa ha interpretado magistralmente a mujeres frías y fuertes, no quedan muchas dudas sobre dónde está la clave de su éxito: "Cuando preparo papeles con una psicología fuerte y poderosa, siempre acabo encontrando algo en mí que se parece a ellos, siempre hay puntos de encuentro entre lo que eres o lo que fuiste y el personaje al que te tienes que enfrentar" asegura Huppert.

Es una mujer extremadamente menuda, de piel pálida y ojos color verde cristalino. No es bella, es inquietante. En cierta manera, parece disfrutarlo: "No busco ser misteriosa, el misterio no es una estrategia. Supongo que si la gente me ve así será a causa de los personajes que interpreto, que son muy complejos, aunque siempre intento hacerlos lo más reales posible".

La actriz gala ha estado en Valencia, donde ha recibido un homenaje en la XIX edición de La Mostra. Viene de Suiza, de presentar Home. "Es una historia muy fuerte y sorprendente, un cuento moderno muy original, con algo de poético".
Huppert ha trabajado en esta ocasión con la directora belga, Ursula Meier.

Pese a ser la musa de Claude Chabrol, se permite actuar para todo aquel que le haga una propuesta lo suficientemente atractiva. Con 80 títulos a sus espaldas, parece que muchos la han sabido tentar. Es la musa del cine de autor europeo (la han dirigido Jean-Luc Godard, Marco Ferreri, Michael Haneke, Andrzej Wajda...) pero sobre todo es una institución en su país. "El cine francés va bien -asegura la intérprete- aún tiene una oferta variada, pese a que algunas películas encuentren muchas dificultades para salir adelante. Suelen ser las más ambiciosas y las más interesantes, pero me parece que ocurre en todas partes".

De ahí que Huppert no comparta la oposición entre el cine europeo y el de Hollywood. "Creo que no puede reducirse el cine norteamericano a una sola concepción. Hay películas de enormes presupuestos pero también las hay independientes, como en el cine europeo. Sí, es distinto en cuanto a la distribución, ellos son mucho más poderosos, pero en cuanto a inspiración o creatividad, no creo que haya demasiadas diferencias", apunta la actriz, que también defiende su profesión como una "tarea de mujeres".
Inspiración femenina

"Adoro a las actrices, son valientes, tienen una mezcla de fuerza y fragilidad bellísima. Me encanta verlas actuar, me parece que la interpretación es un trabajo de mujeres, en los hombres también resulta hermoso, pero en las mujeres alcanza una mayor perfección".

Durante la conversación, Huppert resulta inalcanzable. Solo se humaniza al escapársele la risa cuando se le pregunta por una posible relación entre su capacidad para dar vida a mujeres encerradas en sí mismas y el trabajo que realizaba su padre comercializando cajas fuertes. "Vaya, nunca me habían hecho esta pregunta. Caray, esto me hace reír, me da risa -se cubre la cara, la boca. Quizá tendría que ver a un psicoanalista".

Y en cuestión de segundos, Huppert se recompone para continuar, fría y dominante, atendiendo a la prensa.