Jueves, 16 de Octubre de 2008

La cirugía renal es segura en ciertos adultos mayores: estudio

Reuters ·16/10/2008 - 18:41h

La cirugía es una opción segura en ciertos adultos mayores con cáncer renal, afirmó un equipo de investigadores en Alemania.

Eso "depende finalmente de la salud, el estado físico y los deseos de cada paciente", dijo a Reuters Health el investigador principal del estudio, el doctor Frederik C. Roos.

"Si el paciente desea someterse a cirugía, nuestros resultados indican que es un procedimiento viable y seguro en casos cuidadosamente seleccionados", agregó.

El equipo dirigido por Roos, de la Universidad Johannes Gutenberg, en Mainz, revisó las historias clínicas de 1.625 pacientes operados en el hospital universitario por tumores sólidos sospechosos de ser carcinoma de células renales, que es el cáncer de riñón más frecuente.

Sesenta y dos pacientes eran mayores de 80 años. A 45 se les había hecho una nefrectomía radical (extirpación quirúrgica de los riñones) y a los 17 restantes se los había sometido una cirugía menos radical llamada "cirugía conservadora".

Los nefrones son claves para la anatomía y el funcionamiento de los riñones porque filtran los desechos de la sangre y forman la orina.

El equipo no registró muertes por la cirugía. Mientras que en 56 pacientes se encontró carcinoma de células renales, seis presentaban lesiones benignas.

Los pacientes tratados con cirugía conservadora de los nefrones tendían a sufrir menos complicaciones.

La supervivencia general a cinco años fue del 68 por ciento y la tasa de supervivencia específicamente relacionada con el cáncer fue del 85 por ciento.

Los pacientes sobrevivieron unos 7,4 años después de la cirugía. La supervivencia promedio del grupo con carcinoma de células renales no se pudo determinar al momento del último seguimiento.

"A pesar de los excelentes resultados", opinaron los autores, es importante evaluar comorbilidades antes de la cirugía. "Y, por supuesto, existen otras opciones terapéuticas (...) para este grupo etario. Médicos y pacientes deben conversar sobre sus beneficios y resultados", añadió Roos.

FUENTE: BJU International, septiembre del 2008