Archivo de Público
Jueves, 16 de Octubre de 2008

"Te vendo a mis hijas por 30.000 euros"

Libertad con cargos para el padre acusado de intentar vender a sus dos hijas. El juez ha ordenado el ingreso de las menores en un centro por su situación de "desamparo"

EFE ·16/10/2008 - 19:29h

 

Un juez de Tarragona ha decretado hoy libertad con cargos para el padre acusado de intentar vender a sus dos hijas, de dos y cuatro años de edad, y ha ordenado el ingreso de las menores en un centro de menores, debido a su situación de "desamparo".

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juzgado de violencia sobre la mujer de Tarragona también ha dejado en libertad con cargos al tío de las niñas, que supuestamente colaboró en el intento de la venta, así como a un tercer detenido, que actuó al parecer como intermediario.

Los hechos se iniciaron la noche del pasado lunes día 13, cuando el padre y su hermano supuestamente arrebataron a las niñas por la fuerza a la madre -de nacionalidad rumana-, y le dijeron que lo hacían para venderlas por 30.000 euros. La mujer, según su propio relato, les imploró que cambiaran de opinión y, ante su insistencia, los dos hombres supuestamente la amenazaron y la golpearon.

Auxilio 

Finalmente, el martes por la mañana, los dos hombres se llevaron a las niñas, ante lo que la madre acudió corriendo a una pastelería cercana para explicar, entre sollozos, lo que estaba ocurriendo.

Una responsable del establecimiento llamó a la Guardia Urbana de Tarragona, que acudió al lugar y escuchó el relato desesperado de la madre. Entonces, una patrulla policial, con la mujer dentro, dio una vuelta por el barrio, hasta que la mujer vio a su marido, en medio de la calle, en actitud vigilante.

Cuando el padre vio a la patrulla, intentó huir, pero los agentes lo pudieron detener, acusado de un delito de violencia doméstica y otro contra las relaciones familiares.

El hombre confesó entonces que quien tenía a las niñas era su hermano, y que éste las había llevado a un parque para llevar a cabo su venta.

Los policías se dirigieron al parque, donde encontraron al tío, al que detuvieron, y a las dos niñas, a las que pudieron rescatar. Al parecer, los compradores debieron marchar al ver la presencia policial en el parque.

Posteriormente, tanto la madre como los dos detenidos denunciaron la presencia de un tercer supuesto implicado, que al parecer actuó como intermediario, por lo que fue detenido ayer por la mañana.