Archivo de Público
Martes, 13 de Noviembre de 2007

Una mayoría de los españoles ve a ETA más débil, pero es pesimista sobre su final

EFE ·13/11/2007 - 17:17h

EFE - La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, durante la presentación de la IV Encuesta Nacional "Los españoles ante el terrorismo y sus víctimas", hoy en Madrid.

El 51 por ciento de los españoles piensa que ETA está menos fuerte hoy que hace dos años, aunque un porcentaje aún mayor -el 60%- es pesimista sobre el final del terrorismo etarra a corto o medio plazo.

Estas son algunas de las conclusiones de la IV Encuesta Nacional "Los españoles ante el terrorismo y sus víctimas", presentada hoy por la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua, y el director del equipo del Euskobarómetro del departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco, Francisco José Llera.

El estudio, realizado a partir de más de 800 encuestas telefónicas en la segunda quincena de septiembre, revela también una opinión mayoritaria de los encuestados de que el Gobierno no ha sido transparente a la hora de explicar las líneas maestras del llamado proceso de paz.

Así, el 66 por ciento afirma que el Ejecutivo ha pecado de falta de transparencia, opinión que comparte casi la mitad de los votantes del PSOE.

"En el espacio público, la articulación no puede ser secreta, clandestina, donde unos conocen las reglas y otros no; los ciudadanos necesitan poder valorar, sin herir susceptibilidades, con un conocimiento suficiente de lo que está pasando respecto a cosas en las que ellos tienen que tomar determinaciones", ha señalado al respecto Pagazaurtundua.

El sondeo señala que la mayoría de los españoles piensa que ha empeorado el problema del terrorismo en general y el de ETA en particular, y frente al "moderado optimismo" acerca del final de la banda que reflejaba la encuesta el año pasado, ahora el 60 por ciento de los españoles se muestran pesimistas.

Sin embargo, también son mayoría -el 51 por ciento- aquellos que piensan que la banda está hoy "menos fuerte" que hace dos años; frente a un tercio que cree, por el contrario, que ETA se ha fortalecido en este tiempo.

La encuesta destaca que esta última es "una opinión casi exclusiva de los votantes del PP".

En lo que hay casi unanimidad es en la creencia de que ni ETA tiene voluntad de poner fin a la violencia ni la izquierda abertzale de aceptar las reglas del juego democrático.

Para Llera, el atentado de Barajas, la ruptura de la tregua por parte de ETA y el recrudecimiento de la tensión en el País Vasco, con el "carpetazo al proceso de diálogo abierto por el Gobierno", están en el origen de este cambio de opinión de los españoles.

En cuanto a la política antiterrorista, el 79 por ciento de los españoles se pronuncia a favor de un acuerdo entre el PSOE y el PP, aunque la mayoría es escéptica ante la probabilidad de que se alcance.

En el capítulo dedicado a las víctimas del terrorismo, la encuesta -realizada antes de que se conociera la sentencia del juicio del 11/M- revela que el 51 por ciento cree que la vista no ha servido para esclarecer las responsabilidades de esos atentados.

Además los españoles cuestionan la postura de los partidos del Gobierno Vasco con relación al sufrimiento de las víctimas y suspenden al PNV, al Ejecutivo vasco y a la iglesia vasca en la atención y reconocimiento de las víctimas.