Miércoles, 15 de Octubre de 2008

El llanto del Niño

Fernando Torres se lesiona ante Bélgica y tiene casi imposible jugar contra el Atlético en la Champions

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·15/10/2008 - 23:21h

Sentimientos contradictorios en la selección. En un plano, la alegría por la victoria ante Bélgica, por el extraordinario juego desplegado por un bloque que se consolida como una potencia del fútbol mundial. En otro plano, la peor noticia que podían esperar los aficionados de cara al choque Atlético-Liverpool: Torres sufrió una lesión muscular que pone en peligro su actuación en el choque del miércoles próximo.

Pepe Reina golpea el techo del banquillo con rabia. Maldice una y otra vez el minuto 12 de partido. El portero acaba de ver a Torres pedir el cambio. El Niño camina desorientado por el césped de Heysel con la camiseta sobre el rostro y con una lágrima a punto de aparecer en su rostro. El partido está en juego, pero el balón es lo de menos. Todos, Del Bosque, suplentes, rivales y aficionados están pendientes del otro lado del campo. Allí Torres intentaba domar un balón por alto de Xavi. Esta vez la zancada le ha traído una mala pasada. El esférico sale rebotado y el Niño mira al cielo. Parece pedir explicaciones al de más arriba por lo que se va a perder la semana que viene.

"El jugador está mal", reconoce el jefe de los servicios médicos de la Federación

Desde el primer momento sabe que la lesión es importante. Pide el cambio, mientras gesticula a Reina escenificando que se ha roto. El portero le acompaña en su entrada al vestuario. Sabe lo importante que era para el Niño el partido de la semana que viene en el Calderón. Anímicamente esta roto. "El jugador está mal", reconoce el doctor Óscar Celada, jefe de los servicios médicos de la Federación. "Torres ha notado un pinchazo en la parte posterior del muslo izquierdo. En una primera exploración intuímos que puede ser una elongación o microrrotura fibrilar", prosigue el que también fuera futbolista del Sporting y Real Zaragoza, que apunta a que la zona afectada es la de los isquiotibiales.

El plazo mínimo de recuperación pone en duda la presencia de Torres en su partido soñado. "Pueden ser siete días, incluso diez", concluye el doctor. Al jugador se le realizarán hoy, ya en Liverpool, pruebas más específicas para detallar el alcance de la lesión.

La felicidad de Del Bosque

El seleccionador era un hombre feliz tras el partido. "Es un día para felicitar a los jugadores. Se han adaptado a un equipo difícil, con un peligroso fútbol de contraataque". La lesión de Torres es lo único que entristeció ayer al técnico salmantino: "Me sabe mal por el chaval. No sabemos cuánto tiempo estará de baja, pero me he quedado muy triste al ver cómo estaba Fernando".

Del Bosque se quedó sorprendido por la calidad de los belgas

Del Bosque estaba sorprendido por la calidad de los belgas. "Son fuertes y nos han dejado muy poco espacio para combinar. Buscaban maniatarnos, pero la forma en la que hemos jugado es de destacar. Los movimientos de Villa han sido muy buenos. La realidad es que los jugadores se han merecido ganar".

El seleccionador sólo criticó erorres mínimos". "Hemos pecado de precipitación, se ha visto una vez entre Ramos y Casillas. Pero también es bueno que esto suceda para poder solucionarlo. Lo importante es que hemos dado un gran paso".