Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Los temores a una recesión aumentan y los mercados se desploman

Reuters ·15/10/2008 - 21:06h

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, advirtió el miércoles que las turbulencias en los mercados crediticios suponían "una amenaza significativa" a la ya de por sí ralentizada economía norteamericana, mientras nuevos datos agudizaban los temores de una recesión, lo que provocó un nuevo desplome bursátil.

El promedio industrial Dow Jones cerró extraoficialmente con una baja 733,08 puntos, o un 7,87 por ciento, a 8.577,91 unidades. El índice Standard & Poor's 500 perdió 90,23 puntos, o un 9,04 por ciento, a 906,98 unidades.

Las acciones europeas cerraron con una caída del 6 por ciento y el precio del petróleo descendió tres dólares. En España, el selectivo Ibex-35 cerró con una baja del 5,06 por ciento a 9.706,8 puntos, perdiendo el soporte de los 10.000 puntos.

Mientras, los líderes europeos reunidos en Bruselas solicitaron la creación de un nuevo orden económico mundial para evitar crisis futuras. Reino Unido y Alemania se unieron a Francia a la hora de pedir la convocatoria de una cumbre internacional para elaborar un nuevo sistema financiero mundial.

Estados Unidos informó el miércoles del mayor descenso mensual en las ventas minoristas en más de tres años, y Europa ofreció datos y perspectivas económicos negativos propios.

Al inicio de esta semana, los gobiernos de todo el mundo prometieron 3,2 billones de dólares en medidas de emergencia, incluyendo la compra de acciones en bancos para contribuir a su estabilización, que llevó a un gran rebote bursátil el lunes.

Pero el optimismo rápidamente se vio eclipsado por los temores de que las principales economías se dirigieran a una recesión pese a la intervención gubernamental.

"Al restringir el flujo del crédito a los hogares, negocios y administraciones locales y estatales, la turbulencia financiera y las presiones sobre las entidades financieras suponen una amenaza significativa para el crecimiento de la economía", dijo Bernanke.

CUMBRE PARA REFORMAR EL SISTEMA FINANCIERO

En Bruselas, el primer ministro británico, Gordon Brown, y la canciller alemana, Angela Merkel, respaldaron una propuesta del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para celebrar una reunión que reforme las estructuras financieras creadas en la conferencia de Bretton Woods en 1944.

"Creo que en los próximos meses se puede celebrar un foro para decidir grandes cambios en la economía internacional", dijo Brown en una rueda de prensa antes del comienzo de la cumbre de dos días.

El ministro de Finanzas holandés, Wouter Bos, declaró que era preciso un papel más robusto del Fondo Monetario Internacional, "ante la ausencia de liderazgo americano en este momento".

Estados Unidos ofreció el martes comprar 250.000 millones de dólares (unos 183.000 millones de euros) en participaciones accionariales en hasta nueve bancos, una iniciativa sorprendente en la cuna del capitalismo de libre mercado que sugiere un apetito de normas nuevas incluso allí.

El presidente norteamericano, George W. Bush, hizo hincapié el miércoles en que la decisión era temporal. "Confío en que a largo plazo esta economía regresará", dijo a periodistas antes de la reunión del gabinete.