Miércoles, 15 de Octubre de 2008

"La ayuda humanitaria es un parche, las soluciones han de ser políticas"

Subsecretario General de la ONU para Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia

ISABEL COELLO ·15/10/2008 - 22:57h

En medio del vendaval bursátil mundial, el británico John Holmes está tratando de seguir llamando la atención sobre otras emergencias mundiales, como la crisis causada por la subida del precio de
los alimentos.

¿Cuál es la crisis humanitaria más grave en este momento?

La crisis alimentaria. Continúa muy presente, a pesar de que todos se empeñan en ignorarla. Los recursos para solucionarla no están fluyendo en estos momentos. Nos preocupan los efectos de la crisis financiera mundial en los países más vulnerables y también cómo afectarán las turbulencias financieras a los presupuestos de ayuda.  

¿Cómo está influyendo la subida de los alimentos a las emergencias y conflictos?

La crisis alimentaria lo empeora todo. Las personas que no pueden ganarse la vida debido a una situación de conflicto ya son más vulnerables. Si encima ven cómo los precios de los productos básicos de su dieta se duplican, como ha ocurrido en Somalia, Etiopía o Afganistán, ello deja a la gente en una situación realmente muy complicada.

En plena crisis financiera, ¿no es este el peor momento para pedir dinero?

Lo sabemos. Lo que esperamos es que los presupuestos comprometidos para ayuda humanitaria, si no se incrementan, al menos que no disminuyan. 

Regiones como África no parecen estar sufriendo demasiado por la crisis financiera, dado que están casi ausentes del sistema de comercio global. ¿Cómo afectará el terremoto financiero a los países pobres?

Cierto, aún no afecta a África. Pero a largo plazo lo hará, entre otras cosas por la falta de inversión.

Geográficamente, ¿cuál es el país con la situación más deteriorada?

Somalia. Allí hay una triple combinación de factores: sequía, crisis alimentaria derivada del aumento de los precios -que han subido más de un 100%- y conflicto armado. Tres millones y medio de personas dependen de la ayuda humanitaria y cada vez es más difícil hacer llegar la ayuda. Algunas agencias están abandonando el país porque no pueden trabajar por la inseguridad. Y encima está el problema de la piratería, que dificulta aún más las cosas.

Ahora la OTAN ha decidido enviar buques para proteger los barcos del Programa Mundial de Alimentos (PMA). ¿No le parece un parche que se ponga todo el énfasis en cómo afecta la piratería a la ayuda humanitaria y ninguno en presionar para una solución política que acabe con la guerra que causa esa emergencia?

Cualquier ayuda humanitaria es en cierto modo un parche, pero un parche necesario hasta que llegan las soluciones políticas. Escoltar barcos no es la solución. Pero desde que tienen escolta, los barcos del PMA no han sido secuestrados. Hay que luchar contra la piratería como fenómeno, no sólo proteger los barcos del PMA, y a la vez buscar la solución política para los 19 años de sufrimiento en Somalia.