Miércoles, 15 de Octubre de 2008

McCain y Obama se preparan para el debate final

Reuters ·15/10/2008 - 19:54h

El republicano John McCain y el demócrata Barack Obama se enfrentarán el miércoles en su último debate, en el que McCain espera que una buena actuación pueda comenzar a cambiar una carrera hacia la Casa Blanca que podría estar escapándosele de las manos.

A tres semanas de las elecciones del 4 de noviembre, McCain se está quedando casi sin posibilidades de revertir su caída en los sondeos de opinión nacionales y ganar terreno frente a un creciente Obama.

El encuentro, que se realizará en la Hofstra University en Hempstead, Nueva York, a las 09:00 EDT (0100 GMT del jueves), será el tercero y último debate entre los contendientes presidenciales y su última oportunidad para llegar a una audiencia televisiva de al menos 60 millones.

"Puedes hacerte mucho bien cuando tienes un debate con esa cantidad de personas mirando", dijo el jefe del Partido Republicano en Carolina del Sur, Katon Dawson.

El debate se da en momentos en que nuevos sondeos de opinión muestran a Obama ganando fuerza a nivel nacional y en estados clave después de semanas de crisis económica y caída de los mercados, y más votantes dicen que confían en el liderazgo del demócrata sobre la economía.

Un sondeo Reuters/C-SPAN/Zogby le dio a Obama una ventaja de 4 puntos sobre McCain, pero otros sondeos nacionales mostraron un gran margen a favor del senador por Illinois.

Una encuesta de CBS News/New York Times que mostró a Obama con una ventaja de 14 puntos porcentuales fue el quinto sondeo de esta semana en registrar una ventaja en dobles dígitos.

Las malas noticias en los sondeos resaltaron lo que está en juego en el debate para McCain, quien el martes dio a conocer un paquete de medidas para ayudar a inversores, particularmente estadounidenses mayores, que han visto sus fondos de jubilación diezmados por las pérdidas en los mercados.

La campaña de Obama estaba ansiosa por subir las apuestas en el debate con McCain.

"Es su última oportunidad de convencer de alguna manera al pueblo estadounidense de que su errática respuesta a esta crisis económica no lo descalifica para ser presidente", dijo el portavoz de Obama Bill Burton en un memorándum a periodistas.

McCain ha indicado que es posible que aborde el tema de la relación de Obama con el ex radical de la década de 1960 William Ayerses. Ambos trabajaron juntos en una junta comunitaria en Chicago y Ayerses fue anfitrión de un acto político a favor de Obama en el comienzo de su carrera.

"NO TENIA LAS AGALLAS"

Obama ha destacado la reticencia de su rival para discutir el tema con él directamente.

"Estoy asombrado de escucharlo decir que estaba sorprendido de que yo no tenía las agallas para hacer eso", dijo McCain en una entrevista con radio KMOX en St. Louis, Missouri. "Creo que probablemente está seguro que va a salir a la luz esta vez", agregó.

Varios sondeos de opinión recientes han mostrado que los ataques de McCain sobre el carácter de Obama habían fracasado, incrementando opiniones desfavorables sobre el republicano entre votantes que buscan soluciones en el área económica.

"No hay duda de que la campaña negativa no está funcionando", dijo el encuestador John Zogby. "Para tener un impacto en este debate, McCain necesita ser proactivo y ser muy específico sobre la manera en que liderará la recuperación económica", agregó.

La asesora de McCain Nicolle Wallace dijo en el programa "Early Show" de la cadena CBS que el senador por Arizona se enfocaría en explicar cómo él sería el mejor líder para resolver el caos financiero del último mes.