Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Carlos Fuentes defiende el "universo transatlántico de la lengua"

EFE ·15/10/2008 - 21:16h

EFE - El escritor mexicano Carlos Fuentes, recientemente galardonado con el premio Internacional Don Quijote, imparte una conferencia magistral, esta tarde en el Anfiteatro Gabriela Mistral de la Casa de América de Madrid.

El escritor mexicano Carlos Fuentes hizo un recorrido hoy por la historia de la narrativa hispanoamericana, en una conferencia magistral en Madrid en la que defendió el "universo transatlántico de la lengua".

"Formamos entre todos el universo transatlántico de la lengua", dijo el prestigioso autor, ante un repleto anfiteatro de la Casa de América de Madrid, donde hizo un llamamiento para que "seamos incluyentes, no excluyentes".

"Reconozcámonos al Sur y al Norte en ambos lados del Atlántico, en la comunidad de la imaginación y la palabra", prosiguió el autor de "La región más transparente", obra que escribió hace medio siglo, y del que hasta ahora es su último trabajo, "La voluntad y la fortuna", una novela que estos días presenta en España.

Fuentes hizo un exhaustivo repaso de la literatura hispanoamericana, desde que América era un "continente deshabitado", pasando por las novelas del siglo XIX, -a las que definió como "apenas un suspiro en medio del vendaval histórico"-, hasta la narrativa de hoy en día cuando, según él, "no se puede hablar de una sola escuela literaria".

Hay un enorme "multiplicidad temática y lingüística" en todo el continente, según el escritor, quien citó algunos de los autores más destacados de Argentina, México, Chile, Colombia o España.

La argentina Sylvia Iparraguirre, el peruano Santiago Roncagliolo, los mexicanos Ignacio Padilla y Jorge Volpi, y los colombianos Juan Gabriel Vásquez y Gabriel García Márquez, a quien "es imposible imitar", son solo algunos de los nombres que mencionó en su lección magistral.

A todo ellos hay que añadir, dijo, "los escritores latinos de Estados Unidos", los representantes de la literatura chicana, cubano-latinoamericana y puertorriqueña, así como los españoles.

Todos juntos, concluyó, "formamos el universo transatlántico" de la lengua.

Tras su intervención, el escritor mexicano firmó algunos ejemplares de su nuevo libro, una novela en la que da voz a una cabeza decapitada que aparece en una playa del Pacífico y que, en cierto modo, es profética con respecto a lo que está pasando en su país.