Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Entrenamiento de fuerza es bueno para el cerebro de los ancianos

Reuters ·15/10/2008 - 19:23h

Por Joene Hendry

Los resultados de un nuevo estudio coinciden con la evidencia reciente de que ciertos tipos de ejercicio no aeróbico, como el entrenamiento de fuerza, benefician la función cognitiva en los adultos mayores.

En la investigación, los expertos hallaron una mejora en ciertas capacidades del pensamiento en hombres y mujeres mayores con antecedentes de caídas que participaron en un programa de ejercicio de prevención de las mismas.

"En los ancianos, el daño en el funcionamiento ejecutivo central está asociado con las caídas", dijo a Reuters Health la doctora Teresa Liu-Ambrose, de la University of British Columbia en Vancouver, Canadá.

Los hombres y mujeres mayores que realizaron entrenamiento de fuerza y equilibrio mostraron una mejora del 13 por ciento en una tarea de la función ejecutiva después de seis meses.

En cambio, las capacidades de aquellos que no realizaron esa actividad se deterioraron un 10 por ciento, informaron los investigadores en Journal of the American Geriatrics Society.

Después de un año, el 43 por ciento de los participantes activos, comparado con el 67 por ciento de la cohorte sin ejercicio, tuvieron nuevas caídas, indicaron Liu-Ambrose y sus colegas.

El equipo comparó las habilidades físicas y cognitivas al comienzo del estudio y seis meses después entre hombres y mujeres que vivían en comunidad, tenían 70 años o más y presentaban antecedentes de al menos una caída previa.

Los participantes podían caminar por lo menos 3 metros y no tenían condiciones neurológicas ligadas a un aumento del riesgo de caídas.

De los 52 participantes disponibles para un seguimiento a seis meses, 24 recibieron tratamiento estándar en una clínica y los otros 28 siguieron un plan hogareño de entrenamiento de fuerza y equilibrio, conocido como Programa de Ejercicio Otago.

El plan incluía ejercicios para fortalecer las rodillas, la cadera y los tobillos y actividades ligadas con el equilibrio.

Como se mencionó, los participantes del programa mostraron mejoras en la capacidad para completar ciertas pruebas cognitivas, aunque no otras.

"El Programa de Ejercicio Otago reduciría las caídas al mejorar el desempeño cognitivo", concluyeron los investigadores.

FUENTE: Journal of the American Geriatrics Society, octubre del 2008