Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Francia quiere detener los partidos si se silba a la Marsellesa

Reuters ·15/10/2008 - 18:05h

Los partidos de Francia serán interrumpidos si se silba al himno nacional, informó el miércoles la ministra de Deportes, Roselyne Bachelot, a la Federación Francesa de Fútbol.

"Cada partido será interrumpido y los miembros del Gobierno abandonarán el estadio si el himno nacional es abucheado", dijo Bachelot a los periodistas tras reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el presidente de la FFF, Jean-Pierre Escalettes.

Sarkozy convocó a Escalettes después de que la Marsellesa fuera pitada el martes en un amistoso entre Francia y Túnez en el Stade de France.

El público era claramente favorable al equipo visitante ya que había una mayoría de habitantes franceses de origen tunecino en el estadio.

El entrenador francés, Raymond Domenech, fue pitado cuando su nombre fue anunciado antes del partido y los jugadores franceses abucheados cada vez que tenían el balón en un partido que ganaron 3-1.

"Es insultante para Francia, es insultante para los jugadores del equipo francés, no debería tolerarse", declaró el primer ministro, François Fillon, a la cadena de radio RTL.

Al igual que Bachelot, quiere que los partidos se detengan cuando no se respeten los himnos de cualquiera de los equipos. "Creo que deberíamos detener los partidos cuando los himnos, sea cual sea, sean silbados".

RIESGO PARA LA SEGURIDAD

No obstante, Escalettes dijo que detener los partidos supondría un problema de seguridad.

"No puedes adoptar la decisión como ésa sin tener garantías en términos de seguridad", dijo a periodistas.

"No puedes echar a la calle a 50.000 personas sin haberlo planeado con antelación".

Túnez es una ex colonia francesa, como Marruecos y Argelia, cuyos equipos también han jugado en el Stade de France en los últimos años con incidentes similares.