Miércoles, 15 de Octubre de 2008

PSOE y Partido Popular acuerdan eliminar toda referencia a etarras en lugares públicos

La medida, que incluirá cualquier símbolo de exaltación del terrorismo, se hará efectiva en un plazo máximo de medio año

EFE ·15/10/2008 - 19:16h

EFE - Placa con el nombre del etarra José Manuel Aristimuño en un parque de Hernani.

La reforma de la Ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo acordada entre el PSOE y el PP establece el compromiso de las administraciones públicas de eliminar de lugares públicos, en un plazo máximo de seis meses, cualquier símbolo de exaltación del terrorismo o de sus autores.

En el texto consensuado por ambos partidos, se establece una nueva disposición adicional que obliga a la Administración a hacer cumplir en ese plazo de medio año la prohibición de que haya calles o plazas dedicadas a etarras.

La reforma, que se presentará en el registro del Congreso en los próximos días, modifica también el artículo 1 estableciendo que el Estado asume la "defensa de la dignidad de las víctimas", así como el pago de las indemnizaciones que les son debidas por los terroristas, último punto que ya estaba recogido en la norma vigente.

Una situación "insoportable" 

"Una sociedad democrática necesita que desde la política se realicen gestos que eviten que se dignifique socialmente el terror" y que "los terroristas sean ensalzados y homenajeados por las atrocidades cometidas", se asegura en la exposición de motivos.

El Estado asume la "defensa de la dignidad de las víctimas"

Para socialistas y populares, esta situación es "insoportable" para las víctimas del terrorismo que, de alguna manera, está viendo cómo se perpetúan las consecuencias de la agresión terrorista que han sufrido en primera persona o en la de sus familiares.

El PP anunció ayer el "acuerdo final" con el Gobierno sobre el contenido de la reforma de la ley de víctimas del terrorismo, fruto de la voluntad de acuerdo alcanzada el pasado mes de julio entre el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, tras una entrevista en Moncloa.

Noticias Relacionadas