Miércoles, 15 de Octubre de 2008

La UCI aplicará sanciones de 4 años por dopaje

Reuters ·15/10/2008 - 15:44h

A partir de 2009, los ciclistas que se dopen se enfrentaran a cuatro años de sanción por "trampas premeditadas", según se citó el miércoles al presidente de la Unión Ciclista Internacional, (UCI), Pat McQuaid.

En la actualidad, la sanción máxima es de dos años, pero McQuaid afirmó en una página de noticias sobre ciclismo (www.cyclingnews.com) que ese tiempo se doblará a partir del año que viene.

"Ya he dicho antes que me gustaría verles (a los dopados) fuera del ciclismo para siempre", comentó.

"Eso es completamente a nivel personal. Sin embargo, estamos obligados a seguir el código mundial antidopaje, y eso es lo que hará la UCI".

McQuaid indicó que el código antidopaje actual estipula una sanción máxima de dos años en caso de que una prueba dé positivo.

"Desde el 1 de enero habrá más flexibilidad en ello, y podremos ir hasta a una sanción de cuatro años en los casos de algo considerado como trampa premeditada".

El directivo explicó que los corredores Bernhard Kohl y Stefan Schumacher, que no superaron un control antidopaje por EPO de última generación en el Tour de Francia de este año, entrarían dentro de esta categoría.

"En estos casos, considerando que a estos hombres se les dio el producto y después fueron y lo tomaron para el Tour de Francia, desde luego se clasificaría como trampa deliberada", aseguró.

"El año que viene, un corredor en esa posición se enfrentaría a una sanción de cuatro años".

El austriaco Kohl, que terminó como mejor escalador y tercero en la general del Tour, y su compañero en el equipo Gerolsteiner, el alemán Schumacher, ganador de las dos contrarrelojes de la carrera, dieron positivo por CERA.

Esos positivos, junto al que dio este mes el italiano Leonardo Piepoli, se detectaron después de que la agencia Francesa Antidopaje (AFLD, en sus siglas en francés) analizara muestras de sangre de forma retroactiva en busca de trazas de esta nueva variedad de EPO.

El presidente de la AFLD, Pierre Bordry, dijo el martes a los periodistas que el proceso de revisión había finalizado y no se esperaban nuevos positivos.