Martes, 13 de Noviembre de 2007

Revilla asegura que Cantabria contará con un AVE a Bilbao y otro a Madrid

EFE ·13/11/2007 - 09:34h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (i), saluda al presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla (d), a su llegada hoy al Palacio de la Moncloa, donde ambos mantuvieron una reunión.

Cantabria contará en los próximos años con dos trenes de alta velocidad, que enlazarán esta comunidad autónoma con Bilbao y con Madrid, según aseguró hoy el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, después de reunirse con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Que nadie dude en Cantabria de que optamos por los dos trenes", subrayó Revilla en la rueda de prensa posterior al encuentro celebrado en La Moncloa, que se prolongó, según sus cálculos, durante "dos horas y seis minutos, más que con Ibarretxe".

Revilla repasó en la conferencia de prensa los pocos asuntos, pero "de mucho calado", "lógicos", "solidarios" y "sensatos", que ha tratado con Zapatero, en una entrevista que calificó de "cordial".

Defendió el AVE con Bilbao, que consideró "fundamental" para Cantabria, y explicó que antes de que acabe el año se habrá licitado el estudio de la obra del tramo con Santander.

En cuanto a la alta velocidad que unirá esta región con el centro de la península, recordó que el próximo año se sacarán a licitación las obras del tramo entre Palencia y Alar del Rey.

Revilla, para quien los martes y 13 -fecha de la reunión de hoy en la Moncloa- son "maravillosos", porque su última hija nació en una jornada así, también abordó con el presidente del Gobierno el proyecto de la Fundación Campus Comillas, que, de acuerdo con sus palabras, en breve contará con un cuarto patrono privado, cuya identidad no desveló.

Zapatero le ha garantizado que el próximo mes se firmará un protocolo de colaboración entre ambos gobiernos que recoge la financiación de los próximos diez años, lo que permitirá convertir esta entidad en un "referente mundial" del estudio y la investigación del castellano, señaló el presidente cántabro.

Sobre el contencioso con los jesuitas a cuenta del nombre de la fundación, Revilla quiso lanzar una advertencia: "Me van a oír", dijo, si se siguen negando a que se pueda emplear la denominación de Campus Comillas.

En la reunión han tratado también asuntos como la autopista de peaje Dos Mares, un proyecto "imparable" e "imprescindible" en palabras de Zapatero, según desveló Revilla, y la autovía de la Meseta, cuyo tramo cántabro estará acabado en enero próximo.

Todos estos proyectos, apuntó Revilla, permitirán que Cantabria deje de ser una región "aislada" y se salde una "deuda histórica" que la Administración del Estado tenía con esa comunidad.

El presidente del Gobierno de Cantabria, quien tuvo que interrumpir unos instantes la rueda de prensa por un ataque de tos, resaltó la "extraordinaria" acogida que ha tenido siempre en La Moncloa, por mucho que en Cantabria le llamen "pelota", y la buena sintonía que mantiene con Rodríguez Zapatero. "Yo creo que soy amigo y él es amigo mío", apostilló.

Con todo, admitió que no existe fecha para una visita del presidente del Gobierno a Cantabria, que será "pronto".

Ese deseo fue ratificado también por la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, en la rueda de prensa que ofreció después de Revilla y en la que confirmó la voluntad del Gobierno de sacar adelante los mencionados proyectos de infraestructuras viarias y ferroviarias.

Salgado avanzó que el Ejecutivo invertirá el próximo año en esa Comunidad 435 millones de euros, un 7,6 por ciento más que este ejercicio, e indicó que, en esta legislatura, la inversión global superará los 1.600 millones de euros, "prácticamente el doble" que el anterior gobierno de José María Aznar.