Miércoles, 15 de Octubre de 2008

El Festival de Cine de Londres lucha por el prestigio internacional

EFE ·15/10/2008 - 16:49h

EFE - El actor puertorriqueño Benicio del Toro (i), junto al director estadounidense Steven Soderbergh (d), durante. "W.", de Oliver Stone, reconstruye la vida del actual presidente de EEUU; "Che" recorre la biografía de Ernesto "Che" Guevara y "Frost/Nixon" narra el encuentro televisivo que mantuvieron Richard Nixon y la naciente estrella periodística David Frost.

El Festival de Cine de Londres, que comienza hoy, intentará impulsar su relevancia en el panorama cinematográfico europeo gracias a la presencia de destacadas figuras, como Oliver Stone, Liam Neeson y Benicio del Toro, y un variado programa, aunque con contados estrenos mundiales.

Desde hoy y hasta el próximo 30 de octubre, la capital británica celebrará la 52 edición de su muestra de cine con la proyección de más de 300 cintas de diversos géneros procedentes de 43 países.

Sin el prestigio de Cannes, San Sebastián y Venecia, festivales que se celebran antes que el de Londres y lugares predilectos de los cineastas para estrenar sus producciones, la muestra londinense tiene que utilizar todas sus armas para hacerse un nombre más allá de las fronteras del Reino Unido.

Además, el Festival de Cine de Londres no tiene un jurado que dé premios, sino que es un escaparate para que el público pueda ver las películas más novedosas e interesantes de todo el mundo.

Por ello, se ha abogado por un programa muy diverso: se combinan cintas comerciales, como la última entrega de James Bond, "Quantum of Solace", con películas de autor, como el documental animado israelí "Waltz with Bashir".

Pese a la variedad, la política, la historia y la memoria son temas recurrentes en las películas programadas.

Por ejemplo, "W.", de Oliver Stone, reconstruye la vida del actual presidente de EEUU; "Che" recorre la biografía de Ernesto "Che" Guevara y "Frost/Nixon" narra el encuentro televisivo que mantuvieron Richard Nixon y la naciente estrella periodística David Frost.

Esta película de Ron Howard -director de "Una mente maravillosa"-, que se estrena por primera vez, será la encargada de dar el pistoletazo de salida al Festival de Cine de Londres.

La última obra de Danny Boyle, "Slumdog Millionaire", que narra la historia de un joven de la India que se hace millonario, clausurará la muestra el próximo 30 de octubre.

No sólo grandes directores, como Oliver Stone, Woody Allen o Steven Soderbergh, proyectarán sus creaciones en el festival; también los realizadores noveles cuentan con un hueco.

El carácter abierto del festival, junto a la belleza de Londres, parece seducir a las estrellas del celuloide que, año tras año, participan en la muestra.

Así, podrá verse en la céntrica Leicester Square a Liam Neeson, Benicio del Toro, Spike Lee, Colin Firth, Robert Carlyle, Rachel Weisz, Laura Linney, Thandie Newton, Peter O'Toole, Atom Egoyan y Gwyneth Paltrow.

También se espera que acuda Penélope Cruz para presentar su última película, la cinta de Woody Allen "Vicky Cristina Barcelona", aunque su asistencia aún no está confirmada.

Según la directora artística del festival, Sandra Hebron, la presencia de la industria británica es una de las más fuertes de los últimos años, con producciones de Spike Lee, Michael Winterbottom, Steve McQueen y Richard Eyre.

Otro británico, el actor Ralph Fiennes, recibirá el próximo 27 de octubre el premio Variety UK Achievement in Film como reconocimiento a su contribución a la industria del cine durante más de dos décadas.

El cine español estará representado con seis películas, entre ellas el último y polémico trabajo del reciente triunfador de los premios Goya del cine español, Jaime Rosales, "Tiro en la cabeza", y "Cobardes", del humorista José Corbacho y el escritor Juan Cruz.

Los otros cuatro largometrajes españoles son "El cant dels ocells", del realizador Albert Serra; "Chicos normales", de Daniel Hernández; "El silencio antes de Bach", de Pere Portabella, y "Déjate caer", de Jesús Ponce.