Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Cerezo: "El miércoles jugaremos en el Calderón"

El presidente del Atlético, indignado, considera que el recurso del Olympique se presentó fuera de plazo e incide en que dentro del campo la responsabilidad ante la violencia de los hinchas galos es de la Policía

AGENCIAS ·15/10/2008 - 16:12h

 

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ha mostrado su "indignación y sorpresa" por la sanción de dos partidos impuesta por la UEFA al club rojiblanco, ya que el informe presentado "se realizó fuera de plazo" y "atendiendo únicamente a un recurso presentado por el Olympique de Marsella", otorgando "nula validez a la documentación presentada por los delegados de seguridad y de la UEFA, así como al acta arbitral".

"El informe de la UEFA se basa únicamente en un informe del Olympique"

"La sanción supone indignación y sorpresa para nosotros, porque dicha resolución se basa únicamente en un informe del Olympique de Marsella, que llegó a Michel Platini, tras pasar por varias instituciones políticas francesas, lo que compone una versión muy particular de los hechos, ya que se realizó atendiendo a artículos de opinión y cartas de aficionados franceses, pero sobre todo fuera del plazo de 24 horas posterior al partido", subrayó Cerezo durante una rueda de prensa en el Vicente Calderón.

Para el mandatario rojiblanco, "sorprende cuanto menos que la decisión de la UEFA dé nula validez a los informes de sus máximos representantes, los delegados de la propia UEFA y de seguridad, así como al propio acta del colegiado o las imágenes de las fuerzas de seguridad".

Cerezo, que compareció delante de los medios escoltado por Clemente Villaverde, gerente rojiblanco, dejó claro que "no hay tiempo material para que se agoten los plazos legales y haya una resolución definitiva inmediata para el partido contra el Liverpool".

Y es que los rojiblancos, según Villaverde, no han recibido ninguna petición del organismo europeo de jugar a puerta cerrada: "No me consta ninguna solicitud de que se juegue sin público, sólo nos ha llegado una carta pidiendo que señalemos otro campo para jugar, pero no tenemos capacidad de organización para que se dispute este partido en otro campo, además hay un procedimiento abierto por lo que aún no hay ejecutividad sobre la sanción".

"No nos cabe en la cabeza, sólo valoramos jugar aquí, si no podemos ya veremos entonces que es lo que hacemos, pero no se nos ha ocurrido pensar en otro estadio en el que jugar, porque sería injusto", reiteró Cerezo, preguntado por posibles destinos en el caso de que se mantenga el destierro.

"Agotar las vías urgentes de apelación"

Estas palabras fueron refrendadas por Villaverde que, por el momento, sólo piensa en "agotar todas las vías urgentes y, dependiendo de los resultados, ya se verá a ver", se limitó a decir cuestionado por un posible recurso ante la justicia ordinaria.

"Si el Olympique hubiera ganado no habría montado todo esto"

El presidente colchonero, que tiene claro que "el equipo francés no habría montado todo esto si hubiera ganado o empatado aquí", insistió en que sigue pensando que "el próximo miércoles jugará el Atlético en el Vicente Calderón". "Y más después de ver la documentación que hemos preparado, no tengo la más mínima duda, si hay algo de justicia se tiene que jugar aquí, pero no sólo eso, sino que hacerlo siempre sin tener que cumplir partido alguno de sanción", zanjó.

Cerezo quiere apartar del tema al cuerpo técnico, pues considera que se trata de una cuestión meramente extradeportiva, puesto que en el césped nada afectó a los jugadores, en clara referencia a los supuestos gritos e insultos racistas hacia jugadores del Olympique, "como uno de ellos reconoció ayer mismo".

"En ningún momento, los informes se refieren a actitudes racistas como se criticó en el seno marsellés, cifrándolos en los minutos 10, 20 y 30 del partido sobre Mandamba y Niang, pero en ese instante las imágenes demuestran que nada se parece a un insulto racista, la afición se limita a silbar, igual que con Talle Taiwo, tras una criminal entrada sobre Agüero", jugador sobre el que desea que los gritos de ánimo de la afición "no sean confundidos con los ruidos que se realizan a imitación de los monos".

El Atlético duda de la discapacidad de algunos seguidores franceses

Sobre las críticas recibidas por el trato a los seguidores minusválidos del conjunto marsellés, Cerezo recordó que el club fue pionero "adaptando áreas específicas", y que "los incidentes fueron creados por los hinchas del Olympique, algunos de ellos de dudosa discapacidad, pues había sillas de ruedas vacías y gente de pie".

En este sentido, Enrique Cerezo señaló directamente a los informes del delegado de la UEFA para acallar las acusaciones de falta de organización en un evento deportivo, puesto que "demuestran de forma tajante su satisfacción por la coordinación y la información detallada que se les proporcionó en todo momento antes y durante el encuentro, así como la implicación del club, porque se desarrollara el partido en condiciones de máxima seguridad".

"El Atlético no tuvo nada que ver con las cargas"

Por otro lado, Cerezo dejó claro que "el Atlético de Madrid no tuvo ni ha tenido nada que ver con las cargas policiales", que se produjeron como "reacción" a los ataques iniciados por los hinchas galos, "muchos de ellos por la espalda".

"En el momento en que pita el colegiado son las autoridades las que actúan, nosotros sólo colaboramos en lo que podemos, pues consideramos que en la gran mayoría de las ocasiones toman decisiones acertadas", respaldó a las fuerzas del orden público "sin las que de ningún modo podrían los aficionados rojiblancos acudir cada partido al estadio Vicente Calderón".

¿La Policía viene a aplaudir al hincha que viene con ganas de pelea?

"Si la Policía tiene una circular de la UEFA que destaca que ese símbolo no es correcto será por algo. Decidieron retirarla, en ese momento todos vieron lo que sucedió y por qué comenzó la carga... ¿O es que ahora tirar sillas y pegar guardias por la espalda es normal? ¿O la Policía viene a aplaudir al hincha que viene con ganas de pelea? Si es para eso que no venga ninguno y dejamos campar a estos vándalos a sus anchas", ironizó.

"Aunque la Policía no hubiera retirado la pancarta se nos habría sancionado igual, porque la calavera hubiera estado ahí luciendo todo el partido", cuestionó.

Reunión positiva con la delegada del Gobierno

En este sentido, Cerezo valoró positivamente la reunión mantenida a primera hora de la mañana con la delegada del Gobierno, que "ha redactado un escrito para que pueda ser incluido en la reclamación en el que deja claro que los responsables de seguridad son ellos y sólo ellos deciden lo que tienen que hacer sin injerencias de ningún club, la UEFA, la FIFA o cualquiera".

Asimismo, quiso transmitir un mensaje de "tranquilidad" a sus aficionados. "Consideramos que no es justa esta decisión y esperemos el viernes lo rectifiquen no sólo por la sanción sino por las acusaciones vertidas hacia el club, su afición, el Gobierno y las fuerzas de seguridad", zanjó Cerezo.

Por último, el dirigente rojiblanco pidió "respeto para las aficiones de Atlético de Madrid y Liverpool que ya han adquirido una entrada y, en muchos casos, cerrado viajes para poder presenciar el encuentro", razón por la que considera que la no celebración del choque en el feudo habitual rojiblanco generaría "un problema social logístico y de seguridad que no favorece en nada los criterios que la UEFA pretende inculcar en sus competiciones".

En este sentido, desde el Atlético no se quiso pasar por alto "el apoyo recibido no sólo en las comunicaciones internas entre ambos clubes, pues el equipo inglés conoce la situación, si no también en las manifestaciones públicas que han realizado su técnico Rafa Benítez, Fernando Torres y muchos de sus compañeros".

Noticias Relacionadas