Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Haider conducía borracho cuando se mató

El líder ultraderechista austríaco presentaba una tasa de 1,8  gramos de alcohol por litro de sangre, más del triple de lo permitido

EFE ·15/10/2008 - 16:20h

AFP - Joerg Haider en una imagen de archivo.

El político ultranacionalista austríaco Jörg Haider conducía con una tasa de alcohol de 1,8 gramos por litro de sangre (g/l), más de tres veces superior al límite legal de 0,5, cuando sufrió un accidente mortal, según Stefan Petzner, su sucesor al frente de la ultraderechista Alianza para el Futuro de Austria.

"Es correcto que Jörg Haider estaba bebido en el momento del accidente. Lo puedo y lo debo confirmar", dijo hoy a la agencia APA Petzner, antiguo portavoz de Haider y su sucesor en la Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ).

Además de triplicar el índice de alcohol al volante fijado en 0,5 g/l, Haider, gobernador del Estado federal de Carintia, conducía a 142 kilómetros por hora, más del doble del límite de velocidad de 70 kilómetros por hora en el tramo donde sufrió el siniestro.

La tasa de alcoholemia del líder ultraderechista fue determinada en el análisis forense practicado al cadáver y la familia no hará más comentarios al respecto, informó la radio pública (ORF).

Petzner aseguró que Haider no hirió a nadie en el accidente y que pagó por sus actos "el precio más alto posible que se puede pagar, con su propia vida".

Solicitó a los medios acabar con las informaciones relacionadas con su muerte para respetar de esta forma los deseos de privacidad de la familia, y Petzner aseguró que hará "todo lo posible" para que así sea.

Volvía de una fiesta 

La noticia de que Haider no estaba en condiciones para conducir la desveló el periódico News en su último número.

Según la publicación, los primeros resultados mostraban que en el momento del accidente Jörg Haider estaba muy bebido y, por tanto, no estaba en condiciones de conducir.

De acuerdo con la reconstrucción del accidente, Haider perdió el control de su Volkswagen Phaeton V6 de tracción total, tras realizar un adelantamiento en un trayecto prácticamente recto que no presentaba especiales dificultades.

En el momento del choque, en la madrugada del sábado pasado, Haider volvía de un acto de su partido y de la fiesta de una revista en un local nocturno, donde le acompañaron sus colaboradores polítios.

Los daños internos sufridos por el populista político, de 58 años, fueron de tal magnitud que, a pesar de llevar puesto el cinturón de seguridad y funcionar correctamente los airbags, no pudo sobrevivir al impacto contra un poste de hormigón.

En medio de grandes medidas de seguridad, el cadáver de Haider será incinerado el próximo sábado y la urna con sus cenizas será enterrada en su finca familiar en Carintia.

Noticias Relacionadas