Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Tabío estrena un "Bienvenido Mr. Marshall" a la cubana

EFE ·15/10/2008 - 15:24h

EFE - De izq. a dcha., el actor Vladimir Cruz, la productora Mariela Besuievsky, los actores Jorge Perugorría y Mirtha Ibarra, el director cubano Juan Carlos Tabío y la actriz Yoima Valdés, durante la presentación hoy en Madrid de la película "El cuerno de la abundancia, una historia de la realidad contemporánea de Cuba.

El cineasta cubano Juan Carlos Tabío, codirector de "Fresa y Chocolate", vuelve a reunir a los protagonistas de aquel filme en "El cuerno de la abundancia", una suerte de "¡Bienvenido Mr. Marshall!" a la cubana con el que hace un retrato coral y cómico de la Cuba actual.

"La España de la época pre Marshall tiene muchos puntos de contacto con la Cuba de hoy", explicó hoy Juan Carlos Tabío en la presentación en Madrid de su nueva película, un filme en el que "hay un homenaje y un guiño directo" a la película de Luis García Berlanga y en la que vuelven a reunirse, dentro de un extenso reparto, los actores Jorge Perugorría, Vladimir Cruz y Mirtha Ibarra.

En "El cuerno de la abundancia", Juan Carlos Tabío relata los estragos que provoca en Yaragüey, un pequeño pueblo cubano, la noticia de que todos los que se apelliden Castiñeiras podrán repartirse una herencia que unas monjas depositaron en un banco de Inglaterra en el siglo XVIII y que, con los intereses acumulados, se ha convertido en la jugosa cifra de 123.000 millones de dólares.

La película surge, según contó el director, de "hechos reales o supuestamente reales" ya que la posibilidad de este tipo de herencias ha estado "volando" en Cuba desde los años 40. "La realidad y la ficción son mundos paralelos", apuntó el cineasta.

A él le sirve ahora para hacer un retrato de las necesidades del día a día de los cubanos, en una historia en la que relata las miserias y sueños de estos aspirantes a herederos y su necesidad de aferrarse a un milagro que solucione sus problemas cotidianos.

"El arte es polisémico, no hay un discurso en una sola dirección", explicó el director mientras señaló que, aunque en el filme hay "referencias directas a la Cuba de hoy", Yaragüey, un nombre imaginario "como Macondo", es "un universo dentro de un pueblo pequeño" y, por tanto, su realidad extrapolable a cualquier lugar.

Porque, en su opinión "la vida espiritual está asentada en cosas muy reales" y "no se puede lograr la felicidad espiritual cuando a uno se le está cayendo la casa o no tiene un plato de arroz y fríjoles para comer".

Una idea que apuntaló el actor Vladimir Cruz al señalar que en su país "tantos años de crisis económica severa han influido en los valores de la gente" y que comparte Jorge Perrugorría quien señaló que la película es "una metáfora de la realidad" y muestra "un abanico de los sueños de la gente común".

Quince años después de codirigir con el fallecido Tomás Gutiérrez Alea "Fresa y chocolate", película que cosechó premios como el Oso de Plata del Festival de Berlín, el premio Goya español a la Mejor Película Extranjera de habla hispana 1995 o una candidatura al Oscar a la Mejor Película Extranjera, Tabío ha vuelto a reunir a los tres protagonistas de aquel filme que, según recordó hoy, abrió en cierto modo las puertas a la distribución internacional del cine cubano.

"El cuerno de la abundancia", una coproducción en la que participan diversas instituciones españolas, se estrenará el próximo día 24 en España y luego lo hará en otros catorce países, incluida Cuba.