Miércoles, 15 de Octubre de 2008

CiU pedirá la devolución de los Presupuestos Generales para 2009

Reuters ·15/10/2008 - 13:33h

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Durán i Lleida, aseguró el miércoles tras reunirse con el PSOE que su grupo presentará una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Esta decisión supone un serio problema para el Gobierno, que ahora necesita obligatoriamente el apoyo del PNV, con el cual las negociaciones se encuentran bloqueadas.

Duran i Lleida defendió el rechazo de las cuentas públicas alegando que "no llegan a tiempo para asumir la actual crisis económica". El portavoz catalán aseguró que los PGE no incluyen medidas específicas para salvar la crisis española, ni avanzan el nuevo sistema de financiación autonómica y local, fundamental para llevar a cabo una política social eficiente.

"Son presupuestos con perspectivas irreales. El proyecto nunca ha tenido visos de credibilidad, pero además, en las últimas semanas ha quedado superado y destrozado por la propia necesidad de actuar contra la crisis", añadió el portavoz.

De esta forma, el rechazo de CiU obliga al Gobierno a acercar posiciones con el PNV para dar luz verde a sus presupuestos. A primera hora de la mañana el diputado nacionalista Josu Erkoreka ya había avanzado que las negociaciones con el Gobierno seguían bloqueadas por "cuestiones insalvables" como la transferencia de las políticas activas de empleo y de I+D+I.

Según Erkoreka, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, respondió positivamente a su mensaje de "alarma" para que influyera en las negociaciones.

Ambas formaciones, sin embargo, votarán el próximo lunes a favor de los dos decretos-ley de medidas financieras aprobados por un Consejo de Ministros extraordinario esta semana. Aún así, todos los grupos coincidieron en la necesidad de aumentar los mecanismos de control en la aplicación de este plan.

IU-ICV consideró necesaria la creación de una Oficina Presupuestaria en el Congreso de los Diputados encargada del seguimiento de las cuentas públicas y de la aplicación del plan de rescate financiero.

El PNV pidió también un mayor control parlamentario de la gestión del dinero público destinado a este plan. Esta condición, se encuentra en la línea de las exigencias del PP, que para aumentar la transparencia quiere que se cree una comisión parlamentaria específica.