Miércoles, 15 de Octubre de 2008

España busca su cuarta final consecutiva ante una Italia con ganas de revancha

EFE ·15/10/2008 - 15:09h

EFE - Jugadores españoles celebran un gol ante Paraguay en el partido que les enfrentó este martes en el Gimnasio Nilson Nelson de Brasilia, correspondiente a la segunda fase del Mundial de Fútbol Sala en Brasil.

La selección española buscará mañana clasificarse para su cuarta final consecutiva de un Mundial de fútbol sala ante Italia, en la que será la reedición de la final del último campeonato mundial, disputado en 2004 en Taipei, y de la última final del campeonato europeo, ambos conquistados por España.

Finalista en el Mundial de España de 1996, en el que cayó ante Brasil por 6-4, y campeona en Guatemala 2000 (4-3 contra Brasil) y en Taipei (2-1 frente a Italia), España buscará mañana con una victoria igualar a la selección brasileña, única que ha jugado cuatro finales consecutivas (1989, 1992, 1996 y 2000).

Los hombres que dirige José Venancio López ya se encuentran en Río de Janeiro, sede de las semifinales y de la final del torneo y donde España disputó sus partidos en la primera fase, antes de haber jugado la segunda ronda de la competición en Brasilia.

El de mañana será un encuentro entre dos selecciones que parecen vivir dos trayectorias inversas en este Mundial: España, poco a poco ha ido entonándose y mejorando su fútbol, mientras que Italia parece haber perdido fuerza en los últimos partidos tras su buen inicio y sufrió lo indecible para conseguir el pase a las semifinales.

"La roja" prefiere mantener los pies en el suelo y no pensar todavía en la hipotética final del domingo ante Brasil, selección que disputará la otra semifinal ante Rusia.

"No podemos pensar que estamos en la final porque todavía no hemos jugado la semifinal. Nuestro objetivo ahora es el partido contra Italia. Ahora ya no hay más ajustes ni modificaciones que se puedan hacer. Lo más importante es la motivación y las ganas de llegar a la final", comentó el técnico español, José Venancio López.

De la misma forma se expresó el brasileño naturalizado español Fernandao, autor de tres de los cuatro goles del triunfo ayer sobre Paraguay y que significaron la sexta victoria consecutiva de España en el torneo.

"Tenemos que pensar en Italia. Brasil para nosotros es apenas una ilusión. Primero tenemos que pasar la semifinal para después pensar contra quien vamos a jugar la final. Si estamos todos con este discurso, es una señal positiva, porque todo el mundo es consciente de la realidad, que suele ser dura y cruel", afirmó el jugador del Barcelona.

Para el encuentro, López sólo mantiene la duda de Daniel, quien se lesionó durante el último partido ante Paraguay y es duda para el encuentro. Por contra, Torras, a quien el técnico dio descanso ante los suramericanos por sus problemas musculares, volverá al equipo.

En el bando italiano, los ánimos no parecen estar en su mejor momento después de haber perdido dos de los siete partidos que ha disputado y conseguir la clasificación para las semifinales en un sufrido y dramático encuentro ante Irán (5-5), en el que un gol de Bertoni a falta de 50 segundos significó el empate y el billete para la siguiente ronda para los transalpinos.

"España es un rival durísimo y, además, es la favorita. Pero sabemos que podemos jugarle de igual a igual y eso haremos", manifestó Alexandre Feller, portero de Italia.

El equipo transalpino, que dirige Alessandro Nuccorini, está formado exclusivamente por jugadores brasileños con el pasaporte italiano, lo que ha causado numerosos debates y hasta las quejas de algunos de sus rivales en la competición.

En los actuales subcampeones del mundo y de Europa habrá tres caras conocidas para el público español, como son el guardameta Farina (El Pozo Murcia), el medio Saad Assis (Barcelona) y el defensa Fabiano (Manacor).

- Posibles alineaciones:

España: Luis Amado; Torras, Javi Rodríguez, Kike y Marcelo. Seleccionador: José Venancio López.

Italia: Feller; Grana, Bertoni, Nora y Foglia. Seleccionador: Alessandro Nuccorini.

Pabellón: Gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro.

Hora: 12.30 local (15.30 GMT)