Miércoles, 15 de Octubre de 2008

La DGT estudia la obligatoriedad del cinturón en autobuses escolares para el 2009

El dispositivo podrá ser utilizado tanto por adultos como por niños con una estatura superior o igual a un metro 

EFE ·15/10/2008 - 13:14h

La Dirección General de Tráfico espera que el cinturón de seguridad infantil en los autobuses y autocares escolares se implante "de manera obligatoria" en el plazo aproximado de una año, ha asegurado el subdirector general de normativa y recursos de esta institución, Ramón Ledesma.

Durante la presentación de un nuevo cinturón de seguridad para uso infantil, y que fue presentado hoy en la Feria Internacional del Autobús y Autocar de Ifema (FIAA), Ledesma ha explicado que la DGT prevé que el uso de este dispositivo sea obligatorio "en un futuro no muy lejano", como respuesta a las demandas de padres y madres, que piden una mayor seguridad en el transporte escolar.

Este cinturón para autobuses puede ser utilizado tanto por adultos como por niños con una estatura superior o igual a un metro, y cuenta con un sistema de guiado de tres puntos con el que se adapta el dispositivo a la persona según su tamaño para mejorar la sujeción al asiento, sin tener que utilizarse ningún sistema de alza suplementaria.

Idea innovadora 

Para el responsable de la DGT el cinturón infantil presentado en la feria FIAA de Ifema es una idea innovadora que "avanza en la idea de dotar de más seguridad" a los autobuses y autocares, ha destacado, con el fin de reducir las lesiones y la siniestralidad en las carreteras.

Además ha instado a los padres a que impartan "educación vial" a sus hijos "con el ejemplo" al utilizar el cinturón de seguridad cuando conduzcan sus vehículos.

"Si el padre utiliza el cinturón lo más seguro es que el hijo también lo haga"

"Si el padre utiliza el cinturón lo más seguro es que el hijo también lo haga en otras circunstancias", ha sentenciado Ledesma.

Por su parte, el responsable Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil (Fitsa), José Antonio Jiménez, quien preside la institución que desarrolló este dispositivo, ha asegurado que el "cinturón universal con tres puntos adaptables" fue sometido a múltiples pruebas de homologación con resultados que lo hacen "equiparable" a los sistemas de retención infantil para automóviles.

Jiménez ha considerado que si bien "se está avanzando" en el ámbito de la educación y seguridad vial, a su parecer "aún queda mucho camino por recorrer".