Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Los biocombustibles agravarán problemas sociales y climáticos

Ecologistas abogan por la reducción de la demanda de energía y por el uso de otras de tipo renovable, como la solar o la eólica

EFE ·15/10/2008 - 13:07h

La organización ecologistas Amigos de la Tierra ha advertido hoy de que los agrocombustibles agravarán aún más los problemas sociales y climáticos en el mundo y ha abogado por la reducción de la demanda de energía y por el uso de otras de tipo renovable como la solar o la eólica.

El responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra, David Sánchez, hizo hoy estas afirmaciones durante una protesta que han convocado ante el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino bajo el lema "Antes comestibles que combustibles".

Sánchez ha recordado que el objetivo marcado por la UE de introducir un 10% de agrocombustibles en transporte para el año 2020 ha motivado una "enorme especulación en los mercados" y ha reiterado la necesidad de que en el ámbito comunitario "se deje de alentar una industria tan perjudicial con sus objetivos obligatorios".

"Los agrocombustibles no son son la solución a los problemas climáticos y energéticos" 

"Los agrocombustibles no son la solución para nuestros problemas climáticos y energéticos pero, además, agravan los problemas sociales, ambientales y de Derechos Humanos ya existentes en los países del Sur", ha lamentado.

Como muestra de todo ello, Sánchez ha citado el contenido de un informe de su organización que concluye que la rápida expansión de los agrocombustibles en América Latina plantea un escenario de "grandes beneficios empresariales y escasos beneficios para la población local".

El informe, "Fomentando la destrucción en América Latina", de Amigos de la Tierra, refleja los desarrollos actuales y futuros en varios países donde la producción de agrocombustibles está aumentando de forma espectacular para satisfacer los mercados internos y las demandas de diesel y gasolina de Europa y EEUU.

El estudio, que junto a otras publicaciones han presentado hoy en el registro del Ministerio, precisa que para aumentar la cantidad de tierras destinadas a agrocombustibles se ahonda en la deforestación y la destrucción de la fauna y flora, aumentando los conflictos por la tierra, la expulsión de las comunidades rurales y proporcionando pobres condiciones laborales y contaminación ambiental.

Advierte además de que prácticamente todos los desarrollos están conduciendo a "grandes monocultivos de materias primas altamente dependientes de pesticidas químicos y fertilizantes", así como de grandes cantidades de agua.

Noticias Relacionadas