Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Getafe, caso abierto

Lorenzo Silva pone en marcha el primer festival de novela negra en la ciudad madrileña

PAULA CORROTO ·15/10/2008 - 12:55h

Mónica Patxot - El escritor Lorenzo Silva.

Los bajos fondos no siempre se encuentran en las grandes urbes. Muchas veces, las alcantarillas más pobladas son las de esas ciudades medianas, que parecen dormitar en los extrarradios, pero que constituyen el verdadero semillero de las capitales. Sin ellas, Madrid o Barcelona estarían muertas. Sin buena vida, pero también, sin la mala.

Una de estas ciudades es Getafe. Según el censo de 2007, su población llega a los 160.000 habitantes y está a tan solo 13 kilómetros de Madrid. Ni veinte minutos en coche por la M-40. Además, se encuentra en el llamado cinturón sur madrileño, arropada por otras localidades como Móstoles, Fuenlabrada, Alcorcón y Leganés. Un núcleo que supone más de un millón de personas que cada día come, trabaja, juega, estudia, trapichea, sobrevive. Y lee.

Un crimen real

Precisamente, esta confluencia de factores es la que ha parido el Festival Getafe Negro, que se celebrará entre el 22 y el 26 de octubre. Es el primer encuentro dedicado a la novela negra que tendrá lugar en Madrid, tras las exitosas experiencias de la Semana Negra de Gijón y el BCNegra, en la capital catalana. Su mentor es el escritor Lorenzo Silva, getafense de pro y creador de los guardias civiles Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, personajes que han protagonizado ya cinco novelas e incluso se han asomado al cine con la adaptación de El alquimista impaciente.

"¿Por qué un festival en Getafe? Porque es un escenario perfecto para cualquier trama del género policiaco y porque es una manera de descentralizar las actividades culturales de Madrid capital", explica el propio Silva. El apoyo del consistorio getafense también fue importante.

La intención principal del escritor y de David Barba, su cómplice en esta aventura como director de programación -trabajó también para el BCNegra- ha sido copiar el modelo francés de los festivales. Según aclara Silva, en el país vecino es bastante común que se organicen encuentros literarios en ciudades medianas, que se convierten también en parte de ellos. Así, para el festival getafense, los organizadores han creado un caso ficticio que tendrá que ser resuelto por el público. Y las pistas serán tan reales que incluso aparecerán en algunos diarios.

Autores ‘madrileños'

Aparte de este caso, las calles de la ciudad serán el epicentro de todo el festival. "Hemos querido aprovechar que el centro de Getafe es peatonal para desarrollar ahí las más de 40 actividades que tenemos previstas", señala Silva. En todas ellas entrará en juego la diversidad, tanto de participantes como de las disciplinas a las que llega el género negro.

"Queremos conjugar lo popular con la calidad. Habrá un curso paralelo en la Universidad Carlos III y trataremos la irradiación de la trama de suspense desde la novela al cine, la música, el cómic e incluso el videojuego", añade el escritor.

Entre los autores participantes -habrá más de 100- destacan consagrados en la materia como Francisco González Ledesma, Juan Madrid y José Carlos Somoza. También hay un pretendido interés por dar voz a autores que han trasladado al papel algunos de los aspectos más sórdidos de las barriadas y el extrarradio madrileño, como David Torres, cronista del San Blas ochentero, lleno de yonkis, jeringuillas y cazadoras bomber; y Pedro de Paz, profundo conocedor de las calles y esquinas de ese Alcorcón con seña de identidad en el famoso polígono pastillero de Costa Polvoranca.

"La intención de traer a estos autores estriba en que no podemos dejar pasar a Madrid como gran escenario para la novela negra. Y no sólo el de los delincuentes comunes. La capital es también el centro del poder económico y político, así que es evidente que ahí se ventila el lado oscuro", observa Silva.

La aparición de este festival no es, sin embargo, del todo casual. En los últimos años han proliferado los best-seller con tramas de asesinatos sin resolver. Y sus autores cada vez tienen más prestigio, como por ejemplo, Andrea Camilleri, Fred Vargas o Donna Leon. O el último gran bombazo: Stieg Larsson, creador de la saga Milenium. "Yo no sé si estamos ante un
boom, pero es verdad que hay un auge en la novela negra. Es un género muy especializado que al ser tan popular se ha dignificado poco. Se le ha visto como menor o como un género para frikis", afirma Silva. Es posible que esto esté a punto de cambiar.

‘El Solitario’, ‘El Dioni’ y ‘El Pera’, presentes 

1- El criminal más buscado

Jaime Giménez Arbe (Madrid, 1956), ‘El solitario’, ha sido uno de los atracadores más buscados y más atractivos para la prensa en los últimos años. Detenido el 23 de julio de 2007, el Festival ha organizado una mesa redonda en la que participarán periodistas e investigadores que siguieronel caso.

2- Los ‘rateros’ comunes

Lorenzo Silva ha pretendido que este sea un festival en el que participen policías, guardias civiles y delincuentes. Para eso se ha invitado a ex-convictos como ‘El Dioni’ y ‘El Pera’, para que cuenten sus experiencias.

3- La mirada africana

Abasse Ndione y Moussa Konaté, dos de los autores africanos que más venden, hablarán de la novela negra en África.