Miércoles, 15 de Octubre de 2008

El sustituto de Vista llegará a principios de 2010

Microsoft da la puntilla a un sistema criticado por usuarios y analistas

BLANCA SALVATIERRA ·15/10/2008 - 08:00h

Windows Vista, lanzado a principios de 2007, no ha sido el sistema operativo que más alegrías ha dado a Microsoft. Pese a que la compañía hace gala de 180 millones de licencias vendidas y de que ha sido el sistema con las ventas más rápidas en la historia de la compañía, los analistas añaden algunos detalles que suponen una escasa aceptación en las empresas, uno de los factores clave en la implantación de un nuevo sistema. Según cifras de la consultora Forrester Research, a finales del año pasado Windows Vista solo se había instalado en el 6,3% de los ordenadores de empresa.

Así las cosas, el sistema sustituto de Vista se ha instalado ya en el discurso de la compañía. Microsoft anunció ayer a través de su blog oficial que su nuevo sistema operativo se llamará Windows 7 y que verá la luz a principios de 2010. "En un par de semanas, entregaremos una versión pre-beta solo para desarrolladores y serán las primeras personas ajenas a Microsoft que podrán ver los detalles de lo que hemos estado preparando", detalló el vicepresidente Mike Nash.

La salida de Windows 7 cerrará un círculo de tres años en los que la compañía ha vivido episodios como que los usuarios se manifestaran para ampliar la comercialización y soporte del sistema anterior, Windows XP. La última decisión en este sentido ha sido que Microsoft ha ampliado la posibilidad de instalar XP hasta mediados de 2009.

El futuro cercano de los ordenadores táctiles

Las pantallas táctiles se plantean como el futuro en la informática doméstica tras la conquista del mercado móvil. Microsoft ha anunciado que Windows 7 incluirá varias aplicaciones para pantallas táctiles, como la posibilidad de mover fotos con el dedo y no con el ratón. El ordenador HP TouchSmart IQ800, que se comercializará en diciembre, es un ejemplo de cómo los fabricantes están incorporando estos sistemas. Es el segundo equipo que HP lanza con la idea de que ratón y teclado sean accesorios prescindibles. Con pantalla de 25,5 pulgadas, incluye software para organizar y editar archivos usando los dedos.