Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Australia impone sanciones a Irán por negarse a terminar con el programa atómico

EFE ·15/10/2008 - 09:35h

EFE - El ministro de Exteriores de Australia, Stephen Smith.

El Gobierno australiano anunció hoy la imposición de nuevas sanciones financieras y de viaje a 20 ciudadanos y 18 organizaciones iraníes en respuesta a la negativa de la República Islámica a suspender su actividad atómica.

Así lo confirmó en un comunicado el ministro de Exteriores australiano, Stephen Smith, que justificó las medidas por el fuerte compromiso de Australia a favor de la no proliferación nuclear.

Las organizaciones -entre las que destacan los bancos Melli y Saderat- y los individuos afectados "contribuyen a los programas iraníes nucleares y de misiles o ayudan a Irán a violar sus obligaciones con el Consejo de Seguridad", agregó Smith.

El Gobierno australiano se hace así eco de las iniciativas recomendadas por la Resolución 1803 del Consejo, aprobada el pasado 3 de marzo y que establece mayores controles sobre las transacciones comerciales y financieras iraníes.

Smith explicó que las sanciones son similares a las que acaba de imponer contra Irán la Unión Europea.

Las cinco potencias nucleares (Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China), junto a Alemania, han ofrecido a Teherán una serie de incentivos para que suspenda su programa de enriquecimiento, ante el temor de que esconda intenciones de dotarse de armas atómicas.

Desde que esta propuesta fuera lanzada el pasado 14 de junio, no se ha llegado a ningún acuerdo, por lo que varios países occidentales han amenazado con nuevas sanciones económicas contra el Gobierno iraní.