Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Zapatero respaldará hoy en Bruselas una acción concertada de la UE ante la crisis

EFE ·15/10/2008 - 07:24h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la rueda de prensa que ofreció en Bruselas tras el Consejo Europeo extraordinario de la Unión Europea convocado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el pasado mes de septiembre.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, abogará este miércoles en Bruselas por una acción concertada de la Unión Europea (UE) frente a la crisis financiera internacional y ratificará su respaldo a las medidas acordadas por el Eurogrupo, ya adoptadas por España.

Las medidas diseñadas por los 15 países del euro y su extensión a toda la UE serán uno de los ejes del Consejo Europeo de Bruselas, en el que también se abordará el futuro del Tratado de Lisboa tras el "no" del referéndum irlandés.

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, compareció ayer en la comisión mixta parlamentaria encargada de los asuntos comunitarios y avanzó que España defenderá la necesidad de que el Tratado entre en vigor antes de las elecciones al Parlamento Europeo (PE) del próximo mes de junio.

Si no es así, España no podrá beneficiarse del incremento de cuatro escaños que consiguió con Lisboa y mantendrá su actual representación.

Respecto a la crisis financiera internacional, López Garrido justificó la decisión de España de no actuar hasta que no se reunió el Ecofin -los ministros de Economía y Finanzas europeos- y el Eurogrupo, ya que la gravedad de la situación exigía una acción concertada.

Zapatero mostrará en la capital comunitaria su convencimiento de que ha sido esa acción "colectiva, firme, responsable, transparente y clara" la que ha permitido infundir confianza y estabilizar los mercados.

Según explicó el secretario de Estado, el Consejo tendrá que abordar también iniciativas "preventivas" a medio y largo plazo, y España abogará por una respuesta "coordinada y global", con la celebración de una cumbre internacional antes de fin de año.

El presidente del Gobierno viajará a Bruselas con el apoyo del conservador Partido Popular (PP), la principal fuerza de la oposición, a las medidas europeas aunque, -tal y como avanzó hoy la diputada popular Soledad Becerril-, su partido estima necesario que se adopten también iniciativas específicas de apoyo a las familias y a las empresas españolas.

Junto a la crisis y el Tratado de Lisboa, los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE estudiarán el paquete de energía y cambio climático diseñado por la Comisión Europea.

Frente a los países que quieren introducir cambios en la propuesta de reducción de emisiones contaminantes por su elevado coste en un momento de crisis, España respaldará la iniciativa de la Comisión y rechazará que se modifiquen puntos "estructurales" de la misma.

Zapatero también mostrará su apoyo al pacto europeo de inmigración y asilo, un acuerdo trascendente, -según López Garrido-, porque concretará una política prácticamente inexistente antes de 2005.

En ese pacto, añadió, se aborda la inmigración como un fenómeno positivo que se debe adaptar a las necesidades económicas de los países miembros, se imponen las regularizaciones "caso por caso", se recogen los derechos y deberes de los extranjeros y se avanza hacia un procedimiento común de asilo.

El cuarto asunto de la Cumbre serán las relaciones de la UE con Rusia y la crisis de Georgia, una cuestión en la que España volverá a defender la integridad territorial de la república caucásica y, al mismo tiempo, apostará por potenciar el diálogo con el Gobierno de Dimitri Medvedev.