Martes, 14 de Octubre de 2008

La oposición pronostica una "expropiación" de Aerolíneas Argentinas

EFE ·14/10/2008 - 17:04h

EFE - Un empleado de Aerolíneas Argentinas sostiene un avión a escala frente al edificio donde se realizó la asamblea de accionistas de la empresa. La asamblea analizó los balances contables de la compañía en medio de discrepancias sobre su valor.

La principal fuerza de oposición al Gobierno argentino vaticinó hoy un grave litigio con Marsans, a causa de "diferencias insalvables" en la tasación de Aerolíneas Argentinas para su traspaso de manos del grupo español al Estado, y pronosticó la expropiación de la compañía.

"Vamos hacia una expropiación (de la compañía) de la peor manera posible", subrayó el senador Gerardo Morales, líder de la Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza parlamentaria del país.

"Lo mejor hubiera sido que se dejara quebrar a la compañía y expropiarla dentro de ese proceso", como proponía la UCR y otras fuerzas opositoras, apuntó.

El "mal manejo" del asunto por parte del Gobierno de Cristina Fernández dejó a Marsans con ventaja en caso de que haya un litigio contra el Estado argentino, advirtió Morales en declaraciones a Radio Continental de Buenos Aires.

El dirigente opositor hizo estas declaraciones coincidiendo con la asamblea de accionistas de Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria de vuelos domésticos Austral, que analiza hoy los balances de 2007 y de lo que va de año con vistas a concretar el traspaso.

Señaló que además de las "diferencias insalvables" de las partes en la valoración de las compañías, el Estado argentino desembolsó "600 millones de pesos" (unos 183,5 millones de dólares) para mantenerlas operativas sin que esto haya sido contabilizado.

Estos fondos, agregó, fueron aportados desde julio pasado, cuando se firmó un "acta acuerdo" que "no convalidó" el Parlamento, de mayoría oficialista, pero que establece que una consultora deberá definir el valor de las compañías en caso de discrepancias entre las partes, que quedan obligadas a aceptar ese pronunciamiento.

Morales destacó que el Tribunal de Tasaciones de la Nación determinó que la compañía tiene deudas por unos 600 millones de dólares mientras que el banco Credit Suisse, contratado por Marsans, consideró que debe pagarse al grupo español un precio de traspaso de por lo menos 350 millones de dólares.

La tasación oficial se hizo con "el criterio correcto" de tomar en cuenta los activos y pasivos de las compañías teniendo en cuenta que "no tenían plata para operar", mientras que el banco contratado por Marsans determinó un valor "a futuro, como si las empresas estuvieran bien", según Morales.

"Ahora habrá que ir a un árbitro y el acta acuerdo dio a Marsans tantas posibilidades de hacer un juicio al Estado argentino" que por el "muy mal manejo" del asunto pone a los intereses nacionales "en el peor de los mundos", puntualizó el líder de la UCR.

En este sentido, culpó al ministro de Planificación, Julio De Vido, y al secretario de Transportes, Ricardo Jaime, de haber firmado tal pacto con el grupo español.

Además, culpó a Marsans de no entregar documentación necesaria para que la Auditoría General de la Nación (AGN) determinara la "real situación" de la aerolínea de bandera y de Austral.

El acta suscrita entre Marsans y el Estado argentino el 17 de julio pasado estableció 60 días hábiles para llegar a un acuerdo de compraventa, plazo que vence hoy, cuando los representantes del grupo español y de la administración argentina, dueña del 5% del capital, analizarán la aprobación de los balances.

El balance del año pasado arrojó una pérdida neta de 80 millones de pesos (unos 24,6 millones de dólares).

Ricardo Jaime señaló el lunes que el Gobierno no aprobará los balances de Aerolíneas Argentinas si "no están debidamente auditados" por la AGN, que ha denunciado la falta de documentación.