Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Del Bosque emula a Luis

El técnico alineará por primera vez a un equipo similar al que triunfó en la Eurocopa

PEPE GARCÍA-CARPINTERO ·15/10/2008 - 08:00h

PEPE GARCÍA-CARPINTERO -

Da igual que ahora se le llame Rey Balduino. Y que el paso de los años haya empolvado el recuerdo. Heysel siempre revive, con su historia maldita. Es imposible olvidar aquella final de la Copa de Europa, aquel trágico Liverpool-Juventus de 1985 que acabó con 39 aficionados fallecidos, la mayoría italianos (34), sepultados por una avalancha nacida en la zona inglesa.

Aún hoy, la grada de Maratón, con el Atomium como testigo mudo, evoca la tragedia. Aunque no del mismo modo para todos. A los internacionales españoles, les suena a rancio. La mayoría no había nacido cuando sucedió la desgracia y los que conocían la historia creían que aquel campo había dejado de existir. "¿Esto es Heysel?", exclamaba ayer Cazorla con cara de incredulidad.

Olvidado parecía también el sistema de Luis Aragonés y todas sus variantes. Vicente del Bosque había evolucionado el equipo de la Eurocopa hacia las bandas: extremos por jugones. Ahora da marcha atrás. El seleccionador recurrirá a la vieja guardia de Luis en su primer partido complicado. El seleccionador mueve piezas en la medular y en la defensa respecto al partido contra Estonia.

Senna y Marchena dejarán en el banquillo a Xabi Alonso y a Juanito. Silva, lesionado, tampoco comparecerá. "Nos hemos enfrentado a adversarios de cierto nivel, pero los belgas forman un excelente equipo y suponen una buena prueba para nosotros", señaló ayer Del Bosque. "Este partido puede ser el más complicado al que nos hemos enfrentado hasta la fecha", advirtió.

En Heysel, en 1980, Del Bosque cerró su etapa como internacional. Ayer lo recordó: "Los tiempos pasan muy rápido y aquella Bélgica era una selección magnífica que estaba en su plenitud". "Ahora, en cambio", prosiguió el técnico, "forman un equipo joven, con la base de la selección que acabó cuarta en los Juegos de Pekín.

Confían en reeditar aquellos triunfos y tienen ilusionada a su afición". Quizá no tanto. El estadio, con capacidad para 48.000 espectadores, estará lleno de españoles: emigrantes, estudiantes... En total, 15.000. Otro récord.